jueves, 11 de diciembre de 2014

Mejor que pidan perdón los manipulados

Ayer Vidal Soberón nos hizo saber que hay vigilancia de las instancias de seguridad e “inteligencia” nacional sobre las actividades que están realizando los padres de los jóvenes normalistas desaparecidos; en el discurso dice: “Me llama mucho la atención ver actores o agrupaciones que se dediquen a tratar de desacreditar lo hecho por el gobierno federal” es decir que “algún” órgano de seguridad e “inteligencia” nacional está realizando el seguimiento de esos actores o agrupaciones para saber quiénes son y por qué lo hacen, esos órganos que pagamos nosotros y debieran quizá, estar haciendo trabajo de trascendencia para esclarecer casos que parecen ya olvidados (y revividos por la prensa) como el de los desaparecidos en Guerrero, Coahuila; la articulación de estructuras criminales en algunos municipios de trascendencia nacional o incluso las estructuras criminales apoderadas de esas estructuras municipales; o, la influencia de las organizaciones criminales sobre las estructuras judiciales.

En fin, hay tanto trabajo que pueden realizar, que deben realizar, que no realizan, que ha quedado relegado pues ahora la prioridad para esas organizaciones es hacer seguimiento sobre personas y organizaciones que se movilizan en reclamos de la aparición de 42 muchachos que fueron retenidos por los órganos del Estado mexicano, que fueron ignorados por el batallón de la misma Secretaría de Marina ubicada en Iguala, parece que las prioridades de esa dependencia están trastocadas.
Sigue el señor Soberónesta gente que está manipulando a los padres de familia no les interesa ni los padres de familia, ni estos muchachos, no les interesa. Les interesa nada más alcanzar sus objetivos de grupo o de partido; es muy fácil desacreditar, muy, muy fácil desacreditar. El gobierno ha sido extremadamente profesional, extremadamente paciente, para poder llegar a demostrar a los padres de familia fehacientemente qué fue lo que pasó” pero en sus palabras denota su ignorancia, pues el gobierno se contrata pata ser profesional y las instituciones de seguridad están para demostrar lo que pasó, para eso les pagamos, no para hacer seguimiento sobre los acompañantes de los manifestantes, no para detener opositores y menos para matar jóvenes.

Señor Soberón, la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos; establece desde el Artículo 1 las facultades de los órganos de seguridad nacional y parece, sólo me parece, que no tiene facultades para observar a los actores o agrupaciones de la sociedad civil, es más creo que está muy lejos de sus facultades hacerlo.

Quiero decirle señor Soberón que usted NO PUEDE HACER MÁS QUE LO QUE LA LEY DICE QUE PUEDE HACER y TIENE QUE HACER TODO LO QUE LA LEY DICE QUE TIENE QUE HACER, así que si se dedica a hacer lo que la ley dice pues no hay posibilidad de que se sienta enojado o molesto porque personas u organizaciones se manifiesten por ese o por otros hechos, no debe preocuparse, molestarse o enojarse porque los ciudadanos nos manifestemos en contra del gobierno, pues su estatus lo pone por encima del gobierno, lo hace responsable del Estado y ese ente lo integramos también los ciudadanos.

Pero ya entrando en tema, también ayer el señor Enrique Krauze publicó en The New York Times un artículo en que le “solicita” a Enrique Peña Nieto que se “disculpe” ante los mexicanos, me parece un proceso tardío, pues en México, la práctica es ignorar e ignoraron mucho tiempo, pero ya no estamos dispuestos a seguir siendo ignorados.

Además hace falta mucho más que ignorancia para lograr hacer funcionar un gobierno y parece que Peña Nieto sólo tiene eso así que es posible que ahora nos propongan que mejor los manipulados nos disculpemos.

Nosotros señor Soberón, manipulados o no, tenemos derecho a manifestar nuestra inconformidad, usted, según la Constitución NO PUEDE PARTICIPAR (manifestarse) en política y creo que violó ese precepto.

SALUD

No dejes de ver:






No hay comentarios:

Publicar un comentario