domingo, 6 de noviembre de 2016

No namas los maestros heredan las plazas

Estos días de muertos, viajé a Querétaro (estado de la república ubicado en el centro de esta) y cuando íbamos llegando mi nieto (un joven de 13 años) me preguntó: “¿aquí quién gobierna?” y tras explicarle que ahí gobierna una mafia desde hace muchos años, le dije que el actual gobernados era panista y se llamaba “panchoDomínguez, que es hijo de un “intimo” amigo de Mariano Palacios (que fue gobernador a finales de la década de los 80) y que antes había sido José Calzada Rovirosa, hijo de Antonio Calzada Urquiza, que había sido gobernador en los 70, se limitó a decir: “ummmmh

Y sí, en Querétaro, como en muchas otras entidades federativas de la república mexicana, un grupito de “ilustrados” ha mantenido el poder desde hace un siglo, bastaría con revisar los apellidos del los gobernadores de seis o siete estados, para descubrir la relación de poder y las ligas de sangre que unen a sus “gobernadores

En la tarde del día primero de este mes, otro de mis nietos, un joven de 17 años, describió de manera muy gráfica el fenómeno del estado de Hidalgo con las familias Rojo, Lugo, Verduzco, Rossell, Murillo y Olvera; los vínculos de poder y familiares que los unen, las estructuras de control que unas siete familias en ese estado han mantenido desde hace 80 años apropiándose de las arcas estatales y del control administrativo local.

Durante la noche la tertulia discurrió sobre temas del magisterio nacional y la actual situación de ese gremio, tras la “reforma” educativa, se habló del “examen” magisterial y de las plazas heredadas; expliqué que en toda la república mexicana, la “venta” de plazas magisteriales no llega ni al 1% y que en general es un fraude urdido entre el SNTE y la “autoridad” educativa local, para obtener recursos (un fraude en pocas palabras)

Hablamos de las familias de docentes, de la mística transmitida de padres a hijos por esa profesión, de la carencia de un programa nacional de formación docente y de la ausencia de verdaderos educadores en los órganos de administración educativa, repasamos los titulares de los servicios educativos en México y encontramos desde un pobre pendejo que dice haber estudiado Administración Pública y Ciencia Política en una universidad privada de muy dudosa “clase” y luego algo que se denomina “estudios latinoamericanos” en una universidad norteamericana; hasta un ingeniero agrónomo y algunos “secretarios” con estudios en el instituto Patrulla (una de mis hijas hizo referencia a las “educadoras” del instituto Fleming.

Nos reímos, nos divertimos y hasta nos enojamos, pero fue una tarde-noche agradable en la que (como siempre) se exponen puntos de vista muy disímbolos.

Al otro día, en algún momento alguna de las asistentes al recalentado del festejo, pidió ver una televisión, pues “su novela” esta en un momento culminante y pues se prendió la televisión, ahí apareció la muy capaz y distinguida Sofía Castro (hija del productor de la novela y de la “señoraRivera, que despertó un inmenso nacional debate sobre corrupción tras la publicación de su propiedad conocida como la Casa Blanca) hablando un pésimo ingles y actuando de una manera muy simplona (por decirlo de una manera)

Entonces se desató otra controversia respecto de las “familias” que aparecen en la pantalla televisiva desde hace ya unos 30 años, el hijo o hija de …; la nieta o nieto de …; el hermano de la cuñada de …; el esposo de la productora de …; en fin una dinastía que nos proyecta un México maravilloso (pese a sus muy desagradables actuaciones) en el que el futbol, la virgen de Guadalupe y las familias que nos “gobiernan” hacen un extraordinario papel para mediatizar las gravísimas carencias de la población.

Mi nieto pequeño (de tres años) que como dice mi hermano es muy vivaz entonces preguntó “¿entonces no nada más los maistros (así) heredan las plazas?”

Claro los presentes no pudimos aguantar la carcajada.

SALUD

Te recomiendo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario