jueves, 19 de marzo de 2015

Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega

Con todo tipo de calificaciones desde “arribista” hasta “una de las mentes más privilegiadas de nuestro país”, Muñoz Ledo es sin lugar a dudas un personaje polémico y quizá uno de los tribunos más preclaros.
Es “un político muy versátil” (acomodaticio dicen otros) militó en el PRI hasta 1987 en que junto con su amigo más cercano y querido (según dijo entonces) Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano lo dejó tras haber sido Presidente del CEN; pasó de manera fugaz por el desaparecido PARM (entoces satélite del PRI); es miembro fundador del PRD y llegó a ser también Presidente nacional de esa estructura partidista; en el proceso electoral de 2000, tras dejar la candidatura a la presidencia de la república que abanderaba por el PARM, pasó al PAN, apoyando a Vicente Fox, con quien por cierto se peleó tras el triunfo e incumplimiento de un congreso constituyente; ingresó al PT por el que fue Diputado Federal; ahora es militante y miembro activo de MORENA y está en sexto lugar de los candidatos a Diputado Federal por la quinta circunscripción.
Ahora cobra en el Gobierno del Distrito Federal, como asesor para la Reforma Política del DF, en cargo que por recomendación directa de Marcelo Ebrard, le otorgó Miguel Ángel Mancera, tarea que seguramente realiza con más ahínco político que intelectual.
Datos personales y familiares:
Nació en el Distrito Federal el 23 de julio de 1933, siendo hijo de dos profesores Porfirio Muñoz Ledo Castillo (de educación física) y Ana Lazo de la Vega Marín (de educación primaria) miembros de la clase media del México post revolucionario, vivían en la colona Roma; tiene además una hermana y dos hermanos.
En el proceso electoral local de Guanajuato de 1991, Muñoz Ledo reclamó “derecho de sangre” para contender por la gubernatura del estado de Guanajuato, pues la Constitución Política de ese estado señalaba entre los requisitos ser originario del estado, cosa que no cumplía Porfirio; logró contender aun violando la carta magna local.
Dicen los que lo conocen que por parte de su madre adquirió conocimiento y de su padre carácter y tenacidad, en realidad fue un persistente forjador de conocimiento y constante transmisor de ideas a los que le rodeaban.
Ha tenido tres matrimonios: el primero con María Elena Chevannier, de nacionalidad francesa, con la cual se caso en 1958 y se separó en 1971, procreando dos hijos, Porfirio Thierry Muñoz Ledo Chevannier, actual Representante Permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por designación de Enrique Peña Nieto en 2013, aunque se desempeña en el Servicio Exterior Mexicano desde 1986 y Laura Helena Muñoz Ledo Chevannier, aunque ella usa Laura Helena Chevannier Muñoz Ledo que se dedica de manera profesional a dar cursos de desarrollo humano, generalmente para gobiernos perredistas.
Antes estuvo casado con Bertha Lucrecia Yáñez Centeno Cabrera, de quien se divorció en 1996, colimense de una familia adinerada de Minatitlán (Colima) que por cierto en el proceso electoral en curso fue nombrada por Andrés Manuel López Obrador, como posible candidata de MORENA a la gubernatura del estado.
Con ella procreó dos hijos: Alejandro Napoleón Muñoz Ledo Yáñez Centeno y Verónica Muñoz Ledo Yáñez Centeno; él ha sido funcionario de Nacional Financiera desde hace más de 20 años en donde ha fungido como asesor del director adjunto de Nafin, representante de Nafin ante el Banco Interamericano de Desarrollo y delegado de Nafin en Colima, desde 2002 se dedica a la promoción turística en su estado y por su “relación” con Bertha Leticia Navarro (entonces Secretaria de Turismo), fue designado Subdirector General de Operación Promocional, del Consejo de Promoción Turística de México; su hija se dedicó al estudio de lenguas indígenas mesoamericanas y desarrolló proyectos para la Universidad de California en Santa Bárbara; desde 2010 está radicada en Los Ángeles.
Desde 1990 vive con Mariana Sáiz Velázquez, que es unos 30 años menor que él quien procreó una hija Támara Muñoz Ledo Sáiz; ella es hija de José Vicente Sáiz Tejero y María Luisa Velázquez; en 1998 el señor Saiz Tejero intentó ser candidato a la gubernatura de Tlaxcala por el PRD y hoy es columnista en El Sol de Tlaxcala.
La joven pareja (con quien está casado desde hace ya más de 10 años) laboró en el IFE con Ricardo Valero (1996-1997) y es una profesionista que desde hace unos 10 años se relaciona con diversos personajes de la vida política nacional, ofreciéndoles apoyo en preparación de discursos y atención de imagen pública.
Datos patrimoniales:
Porfirio Muñoz Ledo es cuando menos dueño de tres inmuebles en la ciudad de México, el primero un departamento en Av. Coyoacán 1840; una casa en la colonia San Gerónimo Lídice y un departamento en la calle de Newton, en la Col. Polanco; que por cierto “prestó” a RodolfoEl NegroElizondo Torres, cuando este fue nombrado por Vicente Fox Secretario de Turismo, pues le “quedaba a unos pasos de esa dependencia federal”; además se sabe de una residencia en Coyoacán que convirtió en su biblioteca personal, en la que alberga unos 40 mil volúmenes y de un departamento en la colonia Del Valle.
Además de la biblioteca es propietario cuando menos de 200 cuadros de prestigiados pintores nacionales e internacionales, esa colección se valúa actualmente en más de 200 millones de pesos.
Estudios:
Es Licenciatura en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM, 1951-1955; realizó un curso superior de Derecho Internacional Comparado, Instituto de Estudios Comparados, La Habana, Cuba, 1955, su maestría del Institut d`Etudes Politiques, Université de París, Francia, 1956-1957 y su doctorado en Derecho Internacional y Ciencia Política, Université de París, Francia, 1956-1958.
Es importante señalar que el jardín de niños lo realizó en una escuela denominada Brígida Alfaro (en la colonia Roma) y que ahí fue compañero de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.
Actividad política:

Su militancia partidista en el PRI inició en 1951, integrándose a cargos directivos en 1960 como Secretario del Consejo Consultivo del IEPES entre 1960 y 1970, en este último año, para la elaboración de las propuestas de gobierno de Luis Echeverría Álvarez, aunque fue Presidente de la Comisión de Estudios sobre Federalismo del IEPES, entre 1963-1964.
Para muchos “analistas” políticos de la época, Muñoz Ledo es la cabeza del grupo que lleva a Echeverría a la presidencia de la república y además se considera su natural sucesor, sin embargo pudo más la amistad que la pertenencia de grupo y la balanza se inclinó por José López Portillo y Pacheco.

En los "equilibrios" de poder, fue Presidente Nacional del PRI en 1975 (para el proceso electoral de López Portillo) y durante su administración de ese partido se realizaron elecciones en Nayarit, en las que Alejandro Gascón Mercado se presentó como candidato del PPS y al parecer ganó en las urnas, pero Muñoz Ledo "negoció" con el entonces presidente nacional del PPS Jorge Cruickshank García, esa gubernatura a cambio de la senaduría por Oaxaca a favor del "finísimoCruickshank .

En 1985, tras su regreso a nuestro país, tras haber ocupado algunas representaciones nacionales en la ONU, ya enfilada la sucesión presidencial de 1988, estructura una corriente al interior del PRI, que tiene como principal objetivo llevar a Cárdenas Solórzano a la candidatura a la presidencia de la república, sin embargo tras la definición de Carlos Salinas de Gortari, se forma el Frente Democrático Nacional, que abandona al PRI y con el apoyo del hasta entonces satélite partidista PARM, logra la primera postulación de Cárdenas a la presidencia.
Para ello, Muñoz Ledoconvenció” a Carlos Cantú Rosas, entonces presidente nacional de ese partido, con “asegurarle” que tras ganar Cárdenas, lo convertiría a él en secretario de Comercio; pero en su inmensa capacidad política logró “convencer” a Heberto Castillo de la necesidad de presentar una candidatura fuerte por parte de la izquierda y de “declinar” su candidatura por el PSM a favor de Cárdenas.
Es, sin lugar a dudas el cerebro tras la estructuración del programa de acción y posterior creación del PRD en 1989 y se convirtió en el principal operador político de Cárdenas para la definición de la primera estructura del Comité Ejecutivo Nacional de ese partido en 1989, en donde él queda como Miembro de la Comisión Coordinadora del CEN del PRD y Representante del partido ante la Comisión Federal Electoral, 1989-1990.
En 1993 es designado Presidente Nacional del PRD cargo que ocupa hasta 1996.

Cargos de elección popular:
En el proceso electoral federal de 1988, logra junto a Ifigenia Martínez la senaduría por el DF convirtiéndose en los primeros senadores de oposición al PRI y desde donde impuso marca histórica en cuanto a intervenciones personales en la tribuna del Senado (incluso se cuenta la anécdota que el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, mandó llamar a los Senadores priístas y les puso un serio regaño al saber que un sólo hombre les ganaba constantemente los debates y ese era Muñoz Ledo).
Fue como se dijo antes, candidato del PRD al gobierno del estado de Guanajuato, en donde perdió ante Ramón Aguirre Velázquez (quien no pudo tomar posesión, gracias a las concertaciones de Salinas con el PAN, dándole la gubernatura a Carlos Medina Plascencia), el alegato de Derecho de Sangre (aduciendo que su madre y toda su ascendencia, eran de esa entidad federativa) fue también un “arreglo” se realizado en Los Pinos con Carlos Salinas el 11 de enero de 1991, en una entrevista personal.
Ese “acuerdo” lo convierte al interior del PRD en un “traidor al movimiento revolucionario independiente surgido en 1987” según señaló después un distinguido miembro del CEN y su relación con Cuauhtémoc Cárdenas se deteriora a tal nivel que en el proceso electoral local del DF de 1997 sobreviene un rompimiento que parece ser hasta ahora irremediable.
Posteriormente Muñoz Ledo fue Diputado Federal a la LVII Legislatura y Coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados.  Como líder de la fracción perredista en la Cámara de diputados, hizo todo lo posible por trascender ante la inminencia del fin de su carrera política, acabando como candidato del PARM a la presidencia de la república, que abandonó para unirse a la candidatura de Fox.
Cargos administrativos en los gobiernos federal o estatal:
Su primer trabajo en la administración pública federal fue como Auxiliar de Prensa en la Secretaría de Bienes Nacionales (1950-1953) con una recomendación directa de Echeverría que entonces era Secretario Particular del Secretario de Marina, Rodolfo Sánchez Taboada, que antes había sido presidente del CEN del PRI.
Pasó a ser Asesor Técnico en la Secretaría de la Presidencia, 1960-1961, por invitación directa de Luis Echeverría Álvarez, entonces Director General en esa muy poderosa dependencia del ejecutivo federal.
En apariencia se desliga de Luis Echeverría cuando es nombrado Subdirector General de Educación Superior e Investigación Científica de la SEP entre 1961-1964; pero se le vincula al doctor Ignacio Morones Prieto que es nombrado director general del IMSS, en 1965 y Muñoz Ledo asume como su Secretario particular.
En ese entonces algo le parece inadecuado al entonces presidente de la república y lo nombra Consejero cultural en la Embajada de México en Francia, 1965-1966; cargo que aprovecha para acercarse a Antonio Carrillo Flores, muy poderos Secretario de Relaciones Exteriores y considerado como uno de los posibles sucesores de Díaz Ordaz, logrando “convencerlo” de “mantener un perfil muy bajo para no generar conflictos con otros contendientes”.
En 1966 regresa a México como Secretario General del IMSS, cargo que desempeña hasta 1970, es decir en los últimos cuatro años del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, en ese encargo, tuvo un importante juego político al interior de los movimientos laborales de la época, llegando a jugar un papel determinante en el proceso sucesorio de 1970, que se inclinó finalmente a favor de Luis Echeverría.
Con ello Porfirio entró en las ligas mayores de la política invitado por el entonces mandatario Luis Echeverría para ocuparse de la Subsecretaría de la Presidencia, en 1970, al mando de Hugo Cervantes del Río, cargo que desempeño dos años, pues de ahí se trasladó como titular a la Secretario del Trabajo y Previsión Social, 1972-1975, también bajo el encargo de Echeverría y con una fuerte presencia en medios, en este encargo, se le proyectó como operador político, del régimen echeverrista, al grado que casi cualquier asunto importante debía ser tratado con Muñoz Ledo, primero.
Paralelamente y como cargo inherente al puesto de Secretario del Trabajo, se desempeñó como Presidente de la Comisión Nacional Tripartita, en donde negoció con patrones (todas las organizaciones patronales nacionales) y trabajadores (a través de la CTM y otras pequeñas centrales obreras)
Además en su calidad de Secretario del Trabajo, estructuró un proyecto para el control de los grupos y organizaciones políticas nacionales, del que se encargó Jorge Alberto Lozoya Legorreta, que entonces era un “reconocido” editor y propagandista mediático, por lo que Muñoz Ledoinfluyó” para que Echeverría lo nombrara directos de la televisión estatal (Canal 13) y desde ahí difundir “un nuevo proyecto nacional a favor de los trabajadores de México”, después se sumó al “proyecto” el entonces Embajador de México en Estados Unidos, Luis Ortiz Monasterio, que además contaba con amplias amistades entre los “intelectuales” de México.
Sólo como dato para el anecdotario, en noviembre de 1969 en la ceremonia oficial de la Revolución Mexicana, en un discurso muy bien elaborado, exonera a Gustavo Díaz Ordaz respecto de los eventos de Tlatelolco en 1968.
En el proyecto sucesorio, se enfrentó a Mario Moya Palencia, que era Secretario de Gobernación y contaba con el apoyo de Jesús Reyes Heroles y parece ser que eso generó un cambio en la desición final para hacerlo candidato a la presidencia de la república, con lo que Echeverría optó por el amigo de toda la vida José López Portillo.
Fue nombrado Secretario de Educación Pública, 1976-1977; ya en la presidencia de José López Portillo y por recomendación de su permanente protector Luis Echeverría, desde esa responsabilidad, creo la Coordinación de Programas Especiales, que intentó ser el instrumento utilizado con miras al proceso electoral de 1982, en el que pensaba ser candidato del PRI a la Presidencia de la República.
La pugna surgida entre Jesús Reyes Heroles y Luis Echeverría desde la campaña presidencial de este último, genera conflictos de intereses entre Reyes Heroles y Muñoz Ledo, dada la influencia de Don Jesús en José López Portillo, lo convence de la conveniencia de expulsarlo del gabinete, por ello, es nombrado Representante permanente de (embajador de) México ante la ONU, 1979-1985, en donde logra ser Presidente del Consejo de Seguridad de la ONU y después Presidente de la Comisión Mundial de Fuentes de Energía (1981-1982).
Es importante destacar que la salida del gabinete legal, ofreció a Porfirio Muñoz Ledo, la oportunidad de un roce internacional, con presencia política y relevancia.
Publicaciones:
Educación Superior en México, FCE, México, 1961.
La Construcción del Futuro de América Latina, UNESCO, 1987.
Compromisos, Posadas, 1988.
La Sociedad Frente al Poder, Diana, 1993.
Numerosos ensayos y editoriales para diversas publicaciones nacionales y extranjeras.
Se dice que hay un manuscrito que se publicará tras su muerte, en el que narra toda su vida política.
Otros datos de interés:
A Porfirio Muñoz Ledo se le reconoce por su carácter extrovertido y su gran capacidad de oratoria, la cual es el eje de su personalidad; es buen negociador, aunque algunos lo describen (o al menos es la fama que tiene) de ser prepotente, déspota y vanidoso.
A raíz de su derrota ante Cuauhtémoc Cárdenas para ser candidato por el PRD al gobierno del D.F. se empezó a rumorar que Porfirio Muñoz Ledo saldría del partido y se integraría al Partido del Centro Democrático (PCD), debido a la simpatía que existe con Manuel Camacho Solís, sin embargo se mantuvo en el PRD ante la posibilidad de acceder nuevamente a una tribuna parlamentaria.
A Muñoz Ledo se le considera la cabeza de uno de los dos grupos: Los Dialogistas que existieron dentro del Partido de la Revolución Democrática en ese grupo se distinguieron: Ifigenia Martínez, René Arce, Raymundo Cárdenas, Graciela Rojas, Ruth Zavaleta, Violeta Vázquez, Gonzalo Rojas, Guadalupe Chavira, Amalia García y Javier Hidalgo.
Desde 2000 en que dejó la candidatura del PARM para unirse al proyecto foxista, su proyecto personal está centrado en un nuevo constituyente (de ahí quizá la importancia del trabajo que le encomendó Mancera Espinoza) sin embargo ha divagado entre las diversas insulas del poder político nacional, sin alcanzar ubicarse como parte de un proyecto real de nación.
En 2006 apoyó la candidatura de López Obrador, pero siempre desde una perspectiva “arribista”, se incrusta en el proyecto obradorista, pero siempre con beneficios propios así ahora desde una posición en la cámara de diputados y con más de 80 años de vida está en la última parte de su vida.
Una anécdota:
Cuando fue representante Permanente de México ante la ONU y Presidente del Consejo de Seguridad de ese organismo internacional, en estado inconveniente, el 4 de abril de 1985, se suscitó un escándalo diplomático, ya que al llegar a su lugar de estacionamiento en esa representación, lo encontró obstruido parcialmente por el vehículo de Steven Godlstein, que se encontraba en el lugar del conductor, ante lo cual PML lo insulta y con su arma destruyó los vidrios del automóvil de referencia.
Acto por el cual PML tuvo que recurrir a sus contactos diplomáticos para que no trascendiera el evento, ya que la prensa había tomado y transmitido el incidente, ocurrido en las calles 178 East y 72nd Street.
Resultando como medida resolutiva, un convenio monetario embajada y Steven Godlstein, en el cual se establecía que a cambio de del pago del agravio, no se daría noticia a la prensa, estando presente el comisionado Gillian Martin Sorensen.
Un proyecto:
Entre sus planes inmediatos (que viene trabajando desde 1990), está la integración de un gran Centro de Historia y Análisis Político, para lo que donará su biblioteca personal y se nutrirpá con las regalías de su biografia.
Se sabe que la biblioteca personal cuenta con un amplio minutario de correspondencia oficial y personal que seguramente ofrece una visión diferente de la historia moderna de México (1979-2000).
Para este proyecto, cuenta con más de 10 mil documentos clasificados que se apilan en los amplios salones de la casa y son el testimonio escrito de 40 años de Muñoz Ledo en política.
Personajes identificados con él:
En el círculo más cercano y acompañándolo en casi toda su carrera y vida personal, se encuentran:
Luis Martínez, ex delegado del DDF en Azcapotzalco y actual miembro del Servicio Exterior Mexicano, por recomendación de Muñoz Ledo a Arturo Rosentall.
Ricardo Valero, Quien le presentó a su actual pareja.
Francisco Kuri, Que ha operado como su cabeza financiera y prestanombres desde 1978, es además uno de sus confidentes y cuenta con toda la confianza de Muñoz Ledo.
Raúl Castellanos, que siempre ha sido su secretario particular.
Carlos Labore, ex Coordinador de Campaña de Cuauhtémoc Cárdenas.
Finalmente resta decir que se le conoce como hombre de buen comer y bien beber.



2 comentarios:

  1. Muy intersante recorrer y recordar la trayectoria de un hombre y compañero de lucha como Porfirio, sin embargo, cabe la aclaración de que, en el párrafo tercero de la Actividad Política, se señala que "En los "equilibrios" de poder, fue Presidente Nacional del PRI en 1997 ..." Fecha que es un error dado dos hechos, el primero es que José López Portillo fungió como Presidente de México entre 1976 y 1982 y, el segundo, es que líneas adelante, esa fecha (la de 1997) no coincide con el resto de las mencionadas en el presente. Por lo demás, mi mayor reconocimiento a Porfirio Muñóz Ledo

    ResponderEliminar