viernes, 29 de noviembre de 2013

Un año y todos los “avances” que siguen en pendientes

Desde el principio de su administración marcó cinco ejes, cinco puntos de atención, cinco grandes temas, cinco miras, es decir, cinco cosas que él consideraba trascendentes para México:

I.                    México en Paz
II.                  México Incluyente
III.                México con Educación de Calidad
IV.                México Próspero
V.                  México con Responsabilidad Global

Ya pasó un año, es por demás la evaluación de cada uno de esos puntos y quizá sólo apretando el último punto, México ha cumplido a cabalidad con hacer de nuestro país lo que le interesa a las grandes potencias (especialmente a los Estados Unidos) que sea, un terreno fértil para producir mucho y surtir a sus mercados, de bienes de consumo inmediato y de bienes de consumo intermedio.  SALUD

Somos hoy la factoría a precio accesible de refrigeradores y automóviles para que las clases medias norteamericanas satisfagan parte de su necesidad de consumo, a costa de las clases más desfavorecidas en México, de esas que se mueren de hambre por falta incluso de alimento local.

De la paz de México, sólo puedo decir que lejos de avanzar hacia ella, nos hemos alejado llegar al descarnado diagnóstico de Videgaray que aseguró apenas ayer: "Hoy en Michoacán, está amenazado el Estado mexicano, está amenazado el estado de derecho y estamos enfrentando uno de los grandes retos que tiene la naciónSALUD

No sólo Michoacán, hoy Guerrero, Oaxaca, Tamaulipas, Chihuahua (no necesariamente en ese orden) son estados que dentro de sus características amenazan al Estado mexicano y ponen en riesgo la paz social.

Hoy México, está más polarizado y no hay visos de reversibilidad en el diagnóstico, no basta el dinero, no es suficiente el dinero, no hay suficiente dinero que cure las heridas que causa a los mexicanos la violencia diaria, el pago de piso, la amenaza constante y permanente sobre su patrimonio y su vida, no hay una ventana de salida y mucho menos una puerta abierta a la negociación de una paz social.

Del México incluyente lejos, muy lejos de avanzar hacia allá, la angustiante desigualdad social, la imposibilidad de acceder a mínimos estándares de satisfacción de necesidades de una cuarta parte de la población de México y la evidente insatisfacción de niveles de satisfacción personal y familiar de más de otra tercera parte, hacen que hoy 60 por ciento de la actividad económica se desarrollo en los márgenes de la ilegalidad.

Del México con educación de calidad, su denominada reforma educativa, lejos de ser una posibilidad de mejora, resulta en otro factor que contribuye a la desestabilización de la paz social y de la desigualdad que priva en el país, son precisamente los educadores de las entidades federativas más rezagadas, los que con mayor fuerza la impugnan.

Es precisamente esa reforma educativa (ahora ya disminuida a nivel de reformita laboral) la que además de generar encono social, propicia mayores desigualdades, al hacer de cada centro educativo un centro “autogestivo” (terminajo en el que se escudan ahora las autoridades municipales) que responsabiliza a la comunidad educativa (léase padres de familia) del mantenimiento del inmueble.  Carga que responde a la “modernidad” de México, pero está muy lejos de la posibilidad de los mexicanos.

México próspero (SALUD), con una economía detenida, bajo una polarización social in crescendo y la paz llegando a niveles de terror social que sólo se puede esperar exactamente lo contrario a la prosperidad, pese a su “pacto por México” que también se sustentaba en cinco premisas:
  1.  Sociedad de Derechos y Libertades.
  2.  Crecimiento Económico, Empleo y Competitividad.
  3. Seguridad y Justicia.
  4. Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción.
  5. Gobernabilidad Democrática.

Ahí en ese entramado de frases bonitas y buenos deseo, ahí en una administración llena de reflectores y de anuncios mediáticos, ahí se queda el primer año de gobierno.

SALUD

Te recomiendo:


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Erradicar la violencia contra las mujeres

Casi como de caricatura, ayer Peña Nieto estuvo en un “acto para conmemorar para al erradicación de la violencia contra la mujer” y dijo: “Ésta es una región que yo no había podido visitar, porque cuando quisimos hacerlo, las condiciones climáticas no lo permitieron”  SALUD

Esas condiciones climáticas que evitan que la autoridad vaya a lo que es la región con mayor pobreza del país, con mayor olvido, en fin, con mayor violencia institucional contra su población.

Esas condiciones climáticas que le recuerdan a parte de la población más marginada de México, que por esa condición solo son dignos de que los visiten las reinas del espectáculo y que se realicen shows televisivos, pues al presidente de todos los mexicanos no le permiten atender la emergencia.
Pero para hacer patente su solidaridad les dice “lo que hoy nos convocaba era importante” y con ello deja claro que atender la necesidad durante o después de la emergencia por las condiciones climáticas lo era menos.  SALUD

Pero antes había escuchado a Quirina Vázquez Ayala, habitante de esa región que con claridad le dijo “Quiero decirle que preferí mi libertad que seguir sufriendo maltratos y agresiones; que hoy no tengo casa ni cosas materiales, pero tengo mi dignidad muy en alto” así, como casi la totalidad de la población de esa región y quizá una cuarta parte de la población de México que no tiene casia ni bienes materiales, pero mantiene la dignidad a pesar de sus gobiernos.

Mientras en un acto denominado Seminario sobre la Violencia en México en las instalaciones de El Colegio de México, el comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, responsabilizó del surgimiento de las autodefensas a los gobernadores (de Guerrero y otras partes del país) pues según él por años convivieron con las guardias o policías comunitarias y aseguró que “la violencia en México es resultado del abandono que sufrieron las comunidades por parte de los gobiernos anteriores”.  SALUD

Rematando con un “los gobernadores (…) no pudieron o no quisieron resolver las cosasSALUD
Así, la violencia institucional del Estado mexicano, ratifica su compromiso para resolver las cosas (siempre y cuando sea de aquí en adelante) y con un diagnóstico a todas luces facilón y sin mayor miramiento, se culpa al pasado, a ese pasado tan lejano que ya ni nos acordamos de quien es culpa.

Premisas falsas, dan como resultado acciones fallidas, las condiciones climatológicas no son la causa del abandono de las autoridades locales y federales de esa región (y de muchas otras) del país, tampoco es cierto que ese abandono sea sólo de las “autoridades locales” es más desde el salinato esa región del país fue considerada como de “alta prioridad”, sólo en el papel claro está, así como para Salinas era tan importante, para Peña resulta trascendente conmemorar ahí un evento “trascendente” para la población local.

Así  con acciones retóricas (como dice HRW) este y los gobiernos anteriores, llevaron a la Montaña de Guerrero y a la cuarta parte de la población del país a un estado de pobreza material y de fortaleza organizacional que cada día muestra la dignidad de las Quirina Vázquez Ayala y de muchos otras mexicanas y mexicanos a las que 100 años de olvido (porque no quisieron o no pudieron) han dejado una enseñanza:

Para lograr ser mexicanos de primera, se requiere que esos “administradores” que no quieren o no pueden simplemente dejen de administrarnos y se vayan a su casa.


SALUD

martes, 26 de noviembre de 2013

Dice caldeRon: Es un tema de renta sobre la sociedad... SALUD

En una visita a Asunción, Paraguay y tras hablar de lo bien que se hizo en México en materia de infraestructura carretera y lo que debía hacer el gobierno paraguayo, el señor caldeRon “se soltó de la boca”, como dicen nuestros ancianos.

También esos ancianos que “alabanza en boca propia es vituperio” o más popularmente “alábate burro que no hay quien te alabe” y poniendo en Mi Gobierno… (sic) dijo: “Más que una lucha al narcotráfico en sí mismo, fue una batalla por la seguridad pública que estaba comprometida y amenazada por actividades criminales de diverso tipoSALUD

Entre sonrisa irónica y mucha indignación sigo leyendo las estupideces que con gran desparpajo puede decir alguien que ni idea tiene de lo que dice y así me encuentro “algunos cárteles no se interesaron solamente en vender drogas a Estados Unidos, sino a venderlos en México, estimulados por el crecimiento económico del país. No les interesaba solamente pasar drogas por Ciudad Juárez, sino vender droga en Ciudad JuárezSALUD

El crecimiento económico en México estimulaba la venta de drogas a nivel local ¿sabrá este pobre individuo cual fue el CRECIMIENTO económico de México durante la administración de Zedillo, Fox y la de él mismo? una hipótesis simplemente INSOSTENIBLE por falta de sustento.

Así como parte de una premisa falsa al respecto del incremento de la venta de drogas en nuestro país, parte de premisas erradas en todo el análisis de SU GOBIERNO, hoy en México el consumo de drogas fuertes sólo afecta a 2.4 por ciento de la población y el de marihuana pasó de 13 por ciento de la población en 1995 a 17 por ciento en 2010, lo que demuestra que ni hay incremento de consumo y mucho menos crecimiento económico.

Luego nuevamente la alabanza inútil, al señalar que la prosperidad de México durante su administración fue la apertura de fronteras “yo abrí mucho las fronteras …” dice, pues debió aberlas habierto más (así) para evitar que la droga se quedara en México, digo aprovechando su estúpida teoría, le falto abrirlas suficientemente.  SALUD

Así, a la frase que hoy hace noticia “Las organizaciones criminales han adquirido tal grado de sofisticación que se están apoderando de las instituciones” sólo le puedo responder que si, las organizaciones criminales gubernamentales se apoderaron de las arcas nacionales (hace muchos años) y siguen IMPUNES.

Que ellos en contubernio con sus aliados han dejado este país en una miseria (con su crecimiento económico pírrico) y en la desesperanza (con una guerra sin esperanza)

Y que sí, es un tema de renta sobre la sociedad, ellos son los rentistas y los mexicanos sus renteros, los que entregamos la renta para que ellos puedan “asesorar” a Paraguay en algo que tampoco hizo bien.

SALUD sr caldeRon con tequila aunque sea temprano.


lunes, 18 de noviembre de 2013

Nuevo Laredo ¿una de las joyas de la corona?

En el México bronco actual la violencia ha llegado a niveles jamás vistos, en donde las ejecuciones, asesinatos y aparición de cuerpos despedazados es la nota cotidiana en cualquier medio de  difusión.

Una vez que el Ejército “incursionó” en Lázaro Cárdenas para “recuperarlo” de manos criminales, los niveles de violencia en otros puertos fronterizos parece agudizarse, así hoy tenemos en primeras planas muertos en Juárez, en Tijuana y en Nuevo Laredo.

Ese paso fronterizo que durante los 70 fue casi totalmente dominado sólo por el Cartel del Golfo y que hacia mediados de esa década vivió una etapa de violencia exacerbada por la guerra entre esa organización y otras organizaciones criminales nacionales que buscaban un punto de acceso de su droga al importante mercado texano.

En ese entonces, el cartel bajo las órdenes de Juan Nepomuceno Guerra, sorteó los problemas y hasta realizó algunos pequeños acuerdos con el Cartel de Sinaloa, sin embargo, los jaloneos propios de los desacuerdos, generaron niveles de violencia que “amenazaban” la estabilidad local y propiciaban “escándalos” poco aceptables para las estructuras de poder federal, pues lo importante para ellos entonces era hacer parecer que las cosas estaban bien.  Fue durante el salinato (ya bajo las órdenes de Juan García Ábrego) que la organización criminal logró control sobre el paso de drogas a los Estados Unidos (estableciendo un acuerdo con otras organizaciones criminales) en el que cobraban por cargamento y se logró cierto nivel de conrol sobre las organizaciones criminales.

En esa década el Cartel del Golfo se convirtió en la más poderosa de las organizaciones criminales nacionales y mantenía control desde Cancún hasta Laredo (en Texas) y brazos de distribución en todo el este de los Estados Unidos (especialmente en los grandes centros urbanos), además de los estados del Golfo y Caribe Mexicano, mantenían presencia en Zacatecas, Jalisco y Chiapas.

Sin embargo, a principios de siglo los niveles de violencia volvieron a ser alarmantes cuando el Cartel Golfo sufre la primera escisión y bajo sobornos mucho más agresivos a la policía municipal (de Nuevo Laredo, Sabinas Hidalgo, Miguel Alemán y otros puntos) esta que se convierte en brazo operador contra los grupos escindidos de los Zeta, con la intención de recuperar el control sobre el territorio, mientras que en contraposición los Zeta usaron uniformes militares.

La guerra en las calles de esos centros urbanos era (en apariencia una guerra de fuerzas de seguridad) y la población dejó de tener confianza en todo tipo de uniformes, hacia 2003 los cárteles de Juárez y Sinaloa iniciaron su incursión en esa frontera apoyando a los Zeta, para intentar recuperar territorios y tras la caída de Osiel Cárdenas (que según versiones oficiales fue orquestada desde los ámbitos federales con apoyo de “inteligencia” militar norteamericana; pero que en realidad fue un acuerdo entre el recién fugado Chapo Guzmán y la administración de justicia federal, “para limitar el poder alcanzado por esa organización y propiciar el debilitamiento de otras”)  SALUD y apenas unos días después de “El Meme Loco” (Víctor Manuel Vázquez Mireles) que era sucesor natural de Cárdenas en la dirección de El Golfo.

La violencia entre bandas de criminales, escaló niveles nunca vistos, que incluso en agosto 2005 llevaron al cierre de consulado norteamericano y a la suspensión de actividades comerciales e industriales de amplios sectores y bastas regiones de Nuevo León y Tamaulipas.

No es circunstancial que ahora se presenten actos de violencia escalados en las fronteras nacionales, pues las organizaciones criminales parecen estar recomponiendo sus estructuras de control sobre los puntos más importantes para el paso de la droga al mercado norteamericano.

Sin embargo, en el camino están dejando estructuras de base que ya no cuentan con recurso operativo para seguir mantenerse y con ello inmensos arsenales (armas) y estructuras delictivas locales (grupos de personas) que cuentan con base social suficiente para propiciar desequilibrios gubernamentales locales.

Esas estructuras, ese armamento, puesto en manos de grupúsculos de poder político local, pueden lograr que se escalen los niveles de lucha por el poder, que surjan guerrillas (bajo banderas sociales) y que se desequilibre desde lo local la ya de por sí vulnerada paz nacional.

Revisando apuntes viejos, puedo encontrar que desde finales de la primera década de este siglo, algunas estructuras gubernamentales han sido controladas directa o indirectamente por bandas criminales (especialmente en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla)

Hoy en algunos de esos puntos, la polarización entre algunos oponentes políticos, llegan a niveles graves de enfrentamiento cotidiano y que el México Bronco, de la tercera década del siglo pasado, sigue ahí y ahora está alimentado por condiciones objetivas de sometimiento social, hambre, desigualdad y hartazgo, así que en cualquier momento puede despertar.

SALUD

También puede ver:

viernes, 15 de noviembre de 2013

Como contribuyen los medios a la descomposición del tejido social


Quizá ayude a comprender el término: relaciones sociales de producción, definidas de manera simple son: “al mismo tiempo una relación económica, una relación de poder y una relación de fuerzas entre las clases.  Las relaciones de producción capitalista expresan la contradicción antagónica entre los propietarios de dinero y los de fuerza de trabajo.  No hay conciliación posible entre ambos” así, las relaciones sociales entre los mexicanos se caracterizan además de por su carácter económico, por un fuerte componente de carácter político.

Desde los años 70 en que la sociedad mexicana pasó de ser analfabeta en materia política a tener un incipiente nivel de competitividad (derivado de mayores niveles educativos e información personal, de un bono demográfico y de las políticas públicas de industrialización) México pasó de ser rural (rústico en el sentido más amplio) a ser una sociedad urbana (discursiva y competitiva) con estructuras de producción acordes a ella y con relaciones sociales de producción marcadas por la contradicción propia de ese nivel de “desarrollo” económico.

Entonces algunos jóvenes tomaban conciencia social, en función del nivel de educación, cultura o conocimiento de la realidad que adquirían y transmitían información en función de ese nivel de conciencia social adquirido (mayor o menor) eran transmisores de valores (buenos o malos) y se convertían en factores de decisión social.

Algunos de ellos llevaron esa conciencia social a comunidades rurales, fueron por convicción o por redención, transmisores de conocimiento y de desarrollo, algunos fuimos para sembrar otra semilla en esa olvidada sociedad rural y otros para refugiarse de la sociedad urbana que los había relegado y los tenía sumidos en procesos absolutamente improductivos para ellos y sus familias.

La sociedad mexicana urbana se convirtió (para bien o para mal) hacia mediados de los 80 en una estructura contra el poder político caciquil, en defensora de derechos civiles, personales y grupales, en estructuras (que entonces el poder político consideró amenazante a su estatus quo) la sociedad urbana de México fue en esa década en único contenedor del poder político omnipotente y de otros procesos de deterioro político.

Esa sociedad inmersa además de en los procesos de contradicción económica, se convierte en una sociedad politizada, con grandes contradicciones entre el modelo económico impuesto a las estructuras gubernamentales por los organismos internacionales y las necesidades reales para el desarrollo local sustentable, entre el modelo solidario (propio de las comunidades rurales de nuestro país) y el modelo neoliberal y predador (social y naturalmente) y que se imponía en el mundo.

No es casual que el salinato, ocupara como frase de campaña, precisamente esa palabra para contrarrestar la indignación social por el fraude electoral, por ese fraude electoral que es precisamente el primer factor que puede explicar parte del nivel de descomposición social que ahora se vive en México.

Aquellos años, de la imposición del régimen autoritario sobre la voluntad popular, marcó la primera fragmentación social, que introdujo de manera sistemática división o divisionismo, entre grupos de la sociedad, es a partir de entonces que los medios electrónicos y especialmente la televisión (algunos de los “comunicólogos” de la radio) asumen posiciones que favorecen la posición gubernamental, se convierten en sus defensores y ahondan las divisiones sociales que habían surgido del proceso electoral.

Ese frágil tejido social que durante las dos décadas había estado sujeto a las vicisitudes de contradicciones sociales que aunadas a las económicas propias de un régimen que sabiéndose en decadencia y acostumbrado a métodos autocráticos, intentaba imponer una visión propia de la realidad nacional, usando para ello los medios de comunicación masiva.

Hacia principios de los 90, ya la percepción del régimen había sido borrada y reeditada, logrando que incluso al final de la administración salinista esos comunicólogos oficialistas y oficiosos, nos colocaran a las puertas del primer mundo, sólo para despertar de la borrachera con una inmensa cruda que devastó social, económica y políticamente y polarizó más a los mexicanos.

Ese monstruoso aparato de “comunicación”, confirmó entonces el aplastante poder para cambiar la percepción respecto de fenómenos sociales concretos, se sobrepuso al régimen y uso ese poder incluso para que en el siguiente proceso electoral federal se impusiera una figura mediocre y anodina, sobre una presencia férrea y carismática (que igual era peor que el candidato oficial)

Dejando de lado los procesos electorales y la influencia que tuvieron en ellos las empresas televisivas, los concesionarios radiofónicos y los medios impresos; es importante señalar que la devastación del tejido social viene de ahí, pues fue ahí donde se agudizó la polarización de la sociedad ya de por si dividida por las contradicciones propias del sistema y sus inequidades.

Desde antes del proceso electoral intermedio de 1997 (en que se eligió por primera ocasión Jefe de Gobierno del Distrito Federal) los medios y específicamente algunos comunicólogos de ellos, iniciaron una campaña de descrédito primero contra Carlos Castillo (que era el candidato a vencer, según las encuestas previas el PAN, tenía el 42 por ciento de las preferencias electorales) y después contra Cárdenas y la izquierda mexicana, llegando a niveles de denostación e injuria contra algunos de sus candidatos.

Ya una vez concluido ese proceso electoral y con miras a la presidencial de 2000 (ya enfilada la figura del chente Fox) se observan sesgos importantes en la manera de “comunicar” y en las críticas a los posibles candidatos de las otras fuerzas políticas (incluidos los priistas) la cargada de muchos medios y comunicadores fue hacia el PAN, hacia mediados de 1999, ya había claros signos de que Francisco Labastida no ganaría.

De hecho, hay un monitoreo de medios realizado por la misma Secretaría de Gobernación (de la que era titular Francisco Labastida) entre marzo y junio de 1998 a los canales de televisión privada nacionales, que muestra cómo hasta los comerciales transmitidos por las televisoras, se convierten a predominantes tonos de azul, hasta Marlboro tenía colores azules.

Lo irónico de ello fue que lejos de fortalecer el gobierno foxista, esos mismos medios que festejaron el advenimiento de la democracia (la transición o como quiera denominársele) apenas a unos meses del cambio de gobierno mantenían tal nivel de crítica al gabinetazo o a lo que denominaron también el gabinete Montessori, además ante cada dislate (que por cierto era muy común) de Fox, se regodeaban y lo presentaban hasta el cansancio como ignorante (rayando en ocasiones en lo estúpido)

Así con actitudes absolutamente medidas y con actos perfectamente maquinados, desgastaron la figura presidencial y generaron que la población ya de por sí dividida por un proceso electoral y muy polarizada por situaciones económicas muy concretas que afectaban de manera directa a cada mexicano, a cada familia, a cada grupo social, a las contradicciones propias que al interior de ellas se daban y por las contrariedades que nos hacían ver desde los medios de comunicación respecto del costo de la democracia (costo social, costo económico y costo material)

Esos medios de “comunicación” se encargaban de repetirnos a diario cuánto costaba mantener los aparatos democráticos, cuánto tiempo había pasado sin que se reflejaran cambios y cuan poco se había avanzado, alimentando las divisiones sociales y generando no sólo dos polos de opinión, sino hasta tres, pues algunos apostaban al regreso del priismo en 2006.

Esas divisiones durante ese periodo llegaron incluso a partir familias, mostraron su eficiencia al dejar grupos sociales divididos hasta en tres partes y esa división se magnificó hacia 2004-05 cuando el señor Fox se enroló (quizá hasta animado por los comunicólogos y muy mal asesorado) en el proceso de desafuero a López Obrador; en ese trance, los medios de comunicación asumieron posiciones a favor de uno u otro involucrado y con su participación lograron ahondar más las diferencias de personas, de grupos y de la sociedad.

El tejido social hacia finales de 2004 estaba ya tan dañado que pudo presentarse un estallido social, es más, se presentaron enfrentamientos entre grupos de algunas comunidades y se llegó a usar la pertenencia partidista o la tendencia ideológica, como razón suficiente para despedir empleados, rechazar o aceptar ingreso a lugares; incluso hubo comunidades (localidades) divididas, bajo circunstancias extremas puedo asegurar que compañeros de grupo e incluso hermanos, reñían, se insultaban y se agredían en razón de esa división generada por la guerra mediática (especialmente televisiva)

Pero ya hacia mediados de 2005, cuando los medios, observaron una tendencia irreversible a favor de la izquierda y su candidato, recularon en la peregrina idea de pensar que el candidato del PRI pudiera remontar la ventaja que tenían las otras posiciones, por lo que jugaron con el candidato malo pero seguro, apostaron a una división aun mayor de la sociedad mexicana y con ello a la pulverización del tejido social, la campaña de odio llegó verdaderamente a niveles de agresión social contra algunos de los militantes de la izquierda, hizo que las divisiones sociales se ahondaran y los mexicanos todos, nos viéramos con verdadero odio por la sola pertenencia partidista.

Todavía recuerdo aquellos feroces ataques contra López Obrador (que hoy repiten muchas personas como letanía u oración) referidos a su populismo por el programa de viejitos y me permito platicar una anécdota que muestra (o puede mostrar) el nivel en que estaba el tejido social: una mañana ingresé al metro en la estación Pino Suárez adelante de mí una anciana con su credencial (del programa de viejitos) que le franqueaba el paso y su hijo, con su boleto, ya en las escaleras, el hijo le dijo algo así como “son puras acciones populistas” (sin tener la menor idea de lo que estaba diciendo o del significado real de sus palabras) y la madre le contestó “pues con él entro al metro gratis y ¿tú cuando me has regalado un boleto?”; sólo un botón del nivel de mierda que habían echado sobre la sociedad mexicana los medios de comunicación, del nivel en que se encontraban ese tejido social, que ahora se ven tan descompuesto.

Tras las elecciones y en razón del resultado el ataque fue mucho más insultante incluso para los simpatizantes del movimiento, procesaron verdaderos temas denigrantes para los que apostamos a un cambio, llegaron ataques que la otra parte aceptaba como credo, adoctrinaron a la población a tal nivel que la incoherencia absoluta de frases hechas por sus “comunicólogos” eran repetidas hasta el cansancio, separando cada vez más a la sociedad en dos grupos.

Sin embargo, el monigote impuesto no quiso o no pudo cumplir con los compromisos o éstos quizá no quedaron suficientemente explícitos y no eran exigibles, por lo que nuevamente los medios se lanzaron contra la “figura presidencial” primero (igual que con Fox) contra el gabinete de Calderón, después contra la falta de acciones en temas específicos y finalmente a partir de la violencia desatada a raíz de su “guerra” desgastaron a Calderón pero de manera paralela generaron una imagen alternativa para el regreso del PRI, pusieron en el centro de la sala de los mexicanos (y de la recámara de muchos) una presencia absolutamente hueca pero llena de sonrisas.

En ese tiempo de incremento incesante de la violencia en todas las regiones del país, fue presentada con imágenes desgarradoras, textos crueles, manipulación total de la realidad, espectáculo grotesco que incide directamente en el ánimo social, en el tejido social, en las relaciones personales de los integrantes de la sociedad, aunque su intención era sólo la  destrucción panista, abonó de manera muy importante al desgarramiento del tejido social, afianzó el camino hacia mucho mayores niveles de agresión, se convirtió en un espiral laberíntico, que mostraba violencia existente y generaba más violencia.

Las imágenes y los textos de las empresas editoras, indicaban a la sociedad que la criminalidad no tenía castigo, que esos actos eran impunes y además (muchas veces) promovidos desde las esferas del poder (aunque olvidaban señalar que ese poder era local y muchas veces priista)
Una nueva andanada contra los pocos hilos conductores que pudieran iniciar la recomposición de la sociedad dividida que había empezado a “olvidar” los agravios (los de ambas partes) un ataque masivo y sistemático a las instituciones (IFE, Banxico, IFAI, etc) golpeteos con violencia (que llevada a las pantallas, hacía ver a México más allá de Afganistan o Irak), cotidianos reportajes respecto de corrupción oficial y sindical e impunidad absoluta, desgastaron nuevamente las relaciones sociales ya de por sí endebles.

El agregado de violencia, crimen, impunidad, saqueo, ineficiencia; hacen un caldo de cultivo perfecto para que las muy débiles redes del tejido social se vean mermadas, además la pobreza (factor objetivo que se había extremado en razón de una administración pública mal manejada y una serie de “políticas” sociales vistas desde la óptica neoliberal de 10 años de pésimo desempeño) que lacera familias, pueblos enteros se convierte en otra arma “eficientemente” usada por los medios.

Podemos agregar que esos “medios” de comunicación, muchos de sus esbirros y un grupito de “encuestólogos” presentaron desde finales de 2011 un panorama electoral absolutamente definido, irreversible y devastador para la izquierda y la derecha de México, dejamos de existir como electores, los medios se convirtieron en los grandes electores y decidieron decirnos que iba a pasar para que aceptáramos de manera pasiva el ”irremediable” destino.

Hoy, a más de un año de las elecciones en que la televisión decidió colocar un muñeco de paja en la presidencia de la república, por más esfuerzos que ese muñeco realice para hacer ver “lo bien que están las cosas” y por monigote ignorante (aunque sea pleonasmo) reciba de parte de los “medios” (ausencia de crítica, poca exposición de errores, alabanza discursiva y apoyo de imagen) no se ve que se pueda revertir la descomposición del tejido social.

Hoy a casi un año de la toma de posesión de esta “nueva” administración, los niveles de violencia (aunque haya sido dejada de presentarse en los medios) sigue ahí; la impunidad de los casos y la complicidad de “autoridades” en ellos sigue siendo un factor común; ineficiencia en los miembros del gabinete son absolutamente visibles (aunque sólo se presenten mediáticamente pinceladas); la pobreza que lacera comunidades enteras es una realidad que vive a diario más de una tercera parte de la población mexicana.


Hoy la televisión, los medios electrónicos y los medios impresos dan poca cuenta de ello y cuando lo hacen desligan a la administración federal de los mismos, abonando a la descomposición de México y generando un ánimo de verdadera desesperanza, los medios siguen contribuyendo a lo que irremediablemente será el desenlace de esta telenovela que iniciaron hacia mediados de los años 90 y no han podido parar en sus efectos.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Vamos a fortalecer el mercado interno (SALUD)

Ayer en la inauguración de una planta automotriz, creo que Peña Nieto volvió a resbalar al decir: “queremos fortalecer el mercado interno de consumo de vehículos y también, hemos establecido una regulación a la importación de autos usados que no tengan las condiciones mecánicas óptimas para estar en el mercado nacional” pero naiden lo notó, pues parece congruente (aunque en realidad es estúpido) y luego para ratificar su estupidez dice: ”Ya Nissan, por sí sola, participa en el mercado de 100 países. Pero buscamos que muchas más empresas, pequeñas, medianas, que están en todo el territorio nacional, puedan accesar (así) con sus productos a distintos mercados”  SALUD

Y pues sería necesario que accediera (de acceder claro está) a mejores redactores de discursos para evitar leer peñajadas.

México en el mercado automotriz (como en el de electrodomésticos, electrónicos y muchos otros) desde hace tres décadas (y se ha acentuado desde la firma del TLC) se ha especializado en el mercado norteamericano (y de otras partes del mundo)

Lo ha hecho por que así como hay muy mediocres redactores de discursos presidenciales, hay muy mediocres presidentes que creen que haciendo crecer la industria de exportación, se fortalece el mercado interno.  SALUD

Hoy más del 70 por ciento de la producción automotriz nacional está destinada a ser comercializada en mercados de otros países, esos vehículos sólo llevan entre el 20 y el 25 por ciento de valor agregado nacional, son producidos en cadenas casi automatizadas con muy poca intervención de mano de obra nacional y los salarios que perciben los obreros de esas plantas industriales apenas es de entre el 20 y 30 por ciento de lo que perciben obreros norteamericanos.

Hace años se decía que México (Latinoamérica) era el patio trasero de los Estados Unidos, pues ahí iba aparar toda la basura de ellos, de hecho aun hace unos días para John Kerry, secretario de Estado de ese país, consideró ante el Senado de los Estados Unidos la “importancia de un mejor trato para su patio trasero”  SALUD

Hoy podemos considerar que hemos avanzado en el estatus al pasar a ser la gran fabrica de sus necesidades de consumo (bienes duraderos) a muy buen precio.

Pero, sólo como parte de la memoria colectiva nacional, quisiera traer el tema de TLC (o NAFTA como lo llaman ellos) y los dos temas que quedaron excluidos de él: la migración (por interés de los Estados Unidos) y el petróleo (por interés de México) y su importancia en la discusión legislativa actual de ambos países.

Hoy para México, la discusión de una Reforma Energética parece el apresuramiento para permitir a los grandes consorcios norteamericanos (y de otras partes del mundo) puedan accesar (así) de manera total a esa estratégica industria nacional, mientras que para los estadounidenses la migración se ha convertido en un tema trascendente para permitir que nuestros compatriotas accedan de manera legal a los Estados Unidos.  SALUD

Ahora es tiempo (o parece que ha llegado el tiempo) de rematar los temas pendientes del NAFTA para complacer a nuestros socios comerciales al permitirles adquirir parte de nuestra riqueza nacional y contar con mano de obra barata y bien calificada, es hora de bordar las últimas líneas del TLC a modo.  SALUD

Pues los mexicanos no tienen capacidad de compra de vehículos nuevos a pesar de los esfuerzos que se han hecho al encarecer el uso de ese medio de transporte con medidas restrictivas y al impedir la llegada de vehículos de desecho en los Estados Unidos (ya dejamos de ser el patio trasero) y de hecho, desde la crisis de 2008 el nivel de ventas internas de vehículos nuevos ha ido disminuyendo de manera sistemática (en términos reales)

Hoy México es la nueva potencia de exportación de vehículos, de teléfonos, de televisores, de refrigeradores y lavadoras, aunque en nuestro país sigan las lavadoras de dos patas (como dijo el “finísimo” señor Fox) y más del 50 por ciento de nuestra población no cuente con los requerimientos alimenticios básicos o el 30 por ciento esté por debajo de los límites de la pobreza.


SALUD, por el FORTALECIMIENTO DE NUESTRO MERCADO INTERNO DE CONSUMO DE VEHÍCULOS.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Administradores de la mediocridad

“El Gobierno no pretende privatizar Petróleos Mexicanos (Pemex) ni las reservas petroleras, sino buscar mejores formas de elevar la producción de esos recursos para hacer llegar a la población energía a menor precio”
Luis Videgaray


La semana pasada, Banxico revisó a la baja el crecimiento económico de México y en su límite inferior lo coloca por debajo de un punto porcentual, sin que ello sea garantía para los mexicanos de que suceda.

De hecho (aunque no se han oficializado las cifras) el crecimiento económico de México en el tercer trimestre de este año ya muestran crecimiento menos a 0-5% y parece que no se detiene la caída.  SALUD

Así, se confirma que la tendencia de bajo crecimiento para esa institución va a llegar hasta el segundo trimestre de 2014, mostrando incluso un decrecimiento en ese último trimestre y sin posibilidades reales de reversión antes de ello.  SALUD

Para algunas calificadoras internación ales, la miscelánea fiscal aprobada está muy por debajo de las necesidades reales de la economía nacional y para algunos sectores de los analistas internacionales, la reforma energética no tiene un halagüeño futuro.  SALUD

Ya hoy el “secretario” de Hacienda señala que van a revisar los datos de crecimiento económico de y que “muy posiblemente, como resultado de los datos del tercer trimestre de este año, haya que ajustarlos a la baja” pero inmediatamente adecua su alocución al decir “pero en el cuarto trimestre el desempeño de la economía mejorará y ya para 2014 estaremos en toda capacidad de crecimiento” aunque advierte que “las reformas estructurales son indispensables para ello”  SALUD

Desde hace años les pagamos a los administradores de la mediocridad para que nos “adviertan” de la necesidad de hacer cosas, ya ellos dejaron de hacer lo que tienen que hacer (esperando que los demás hagamos lo que ellos quieren que hagamos) pero eso si, sistemáticamente cobran por “advertirnos”  SALUD

Entre el cuerpo de asesores de la Secretaría de hacienda, del Banco de México y de otros institutos gubernamentales, lejos de implementar medidas anticíclicas para revertir la recesión económica que inició su primeras manifestaciones desde el segundo trimestre de 2012 y nop ha parado de avisar que vamos en picada, se han dedicado a “advertirnos” y ya hasta Peña Nieto “advierte” que México perderá inversiones si no se reforma el sector energético.   SALUD

En un país en donde los “administradores de la mediocridad” se encargan de culpar a los que dejamos de hacer mientras ellos cobran por “advertirnos” que lo estamos dejando de hacer, ellos dejan de hacer por lo que nosotros les pagamos que hagan y el círculo vicioso lleva a que no se haga y nos sigan “advirtiendo

Como dije antes, la tendencia de crecimiento económico, ya con cifras reales de INEGi, muestra que cerraderos el año en niveles de apenas 0.5 por ciento y la expectativa para 2014 (cuando menos en los dos primeros trimestres) no varía.


Bajo este esquema, la posibilidad real de “crecimiento” del PIB en ese año apenas sería de 1 punto porcentual (en caso de aprobarse en este periodo de sesiones del Congreso) una reforma energética y de no hacer esa modificación es muy probable que el desempeño de la economía nacional se vea reducido a cero e incluso a decrecimiento.

Ya no hay más tiempo para poner en práctica algunas medidas de crecimiento económico, ya algunos sectores económicos importantes muestran verdaderos signos alarmantes de estancamiento y retroceso (automovilístico incluido)

Señores “administradores de la mediocridad” es hora de que se pongan a trabajar en lugar de advertir.

SALUD

También puede ver:

martes, 5 de noviembre de 2013

Entre Lázaro Cárdenas y Matamoros

Ya lo decía el Ilustre poeta popular mexicano “no vale nada la vida”

Tras las declaraciones de Miguel Patiño, obispo de Apatzingán, en el sentido de que el Valle de Apatzingán estaba bajo control de la delincuencia y los actos criminales que ahí se cometen son producto de la proclividad criminal de la autoridad.  SALUD

El gobierno federal anuncia que las fuerzas federales asumen el control del puerto de Lázaro Cárdenas.  El Ejército, la Marina y la PFP en un contingente de más de mil ingresó a la comandancia de la policía local y desarmó a sus miembros, para luego trasladarlos al cuartel militar, en donde “serán capacitados para realizar las labores de custodia con mayor eficiencia”  SALUD

Por lo que además de las labores policiacas que desde hace 20 años realiza el Estado mexicano con elementos castrenses, a partir de ayer se convierten en formadores de policías municipales.  SALUD

En realidad no sólo la autoridad policiaca local, sino toda la “autoridad” que ahí “laboraba o labora” está podrida o coludida con las organizaciones criminales o como dijo el obispo “es proclive a actos criminales” y los elementos del cuerpo de policía local están siendo sujetos a interrogatorios para determinar acciones a seguir o como decíamos antes “están detenidos para investigación”  SALUD

El acto en sí es violatorio de derecho, pero en el caso de Lázaro Cárdenas existe la justificación de ser frontera (quizá el puerto de acceso más importante del Pacífico) y que la seguridad nacional estaba en riesgo (argumento ya usado por el gobierno y avalado por la SCJN) de hecho, el “anuncio” basa y justifica su actuar precisamente en la actividad económica local.

Se anuncia junto con esta “ocupación” una serie de acciones encaminadas a garantizar la operación optima de las instalaciones portuarias y el “cambio” del personal de aduanas ahí establecido (creo, que cesa acción fue anunciada en 2003, en 2007, en 2010 y a la llegada de la actual administración) como medida preventiva contra actos de corrupción.

El problema en aduanas no es de unos cuantos, abarca a todos y en todos los niveles, el cuerpo está podrido y la única recomposición es el cambio completo, pero desde 2003 se ha revolcado el excremento, sin lograr airarlo.

En el extremo opuesto, en Matamoros tras la detección hombres armados que circulaban a bordo de varios vehículos (el domingo por la tarde) y el ataque de estos a las fuerzas de la Marina, que tuvo como resultado 13 muertos (dicen que de los malos) la alcaldesa Norma Leticia Salazar, declaró que “Siguen entrando unos grupos armados por la carretera a Reynosa-Matamoros, por lo cual le pedimos a la población que si no tiene a que salir a la calle, permanezcan en sus casas” traduciendo a buen español nosotros no podemos garantizar la seguridad de los habitantes que nos contrataron para eso y pues mejor quédensen (así) en casita.  SALUD

El fuego sigue en Michoacán y ahora aparece en Tamaulipas, la criminalidad muestra su poder de fuego ante una autoridad podrida y abyecta.

No hay en medio (Colima, Jalisco, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí y Nuevo León) un espacio de seguridad para su población, no alcanzan los soldados para resguardar todas las localidades que están siendo asechadas por el crimen organizado, no hay capacidad para retomar la normalidad en esas 8 entidades federativas de la República, pero tampoco la hay para hacerlo en las otras 24 y quizá sea tiempo de que TODOS NOS QUEDEMOS EN CASA.

Una cuarta parte de la población de México, está sometida (vive en territorio ocupado por actividades criminales) y la “autoridad” decide que ”si no tiene a que salir a la calle, permanezcan en sus casas” o decide ocupar territorios y capacitar policías.


SALUD