domingo, 23 de abril de 2017

Los simples diagnósticos

Tras un cesudo (así) análisis de la situación de México dice Carlos Salinas: “si bien México es un país que tiene retos y desafíos, sin duda enfrenta tres problemas importantes, los de las “íes”: inseguridad, injusticia e insuficiente crecimiento económico” la verdad no sé si reír o llorar.

Les quiero decir que en la facultad de economía había un profesor de Política Económica (saludos Javier) que decía “a un análisis simplón, corresponderán políticas simplonas” también quiero decirles que el “análisis” de Salinas en abril de 2017, seguramente lo utilizó durante el 87 en que hizo campaña para la presidencia de México y desde entonces lo hemos escuchado miles de ocasiones de parte de nuestros candidatos a todos los cargos populares.

También quisiera decirles que durante el último tercio de siglo me he cansado de escuchar mil y una vez la manera de atacar esos males nacionales, es más creo que Salinas escribió todo un tratado al respecto, en el que el centro de todo era la “modernidad” económica, la inserción de México a la órbita de desarrollo al “capitalismo pleno” como la chicago boy se encargó de denominarla (dignos representantes de esa escuela liberalista se integraron de manera plena al gabinete de Salinas y están ahí desde entonces)

Entonces Salinas nos habló de la “economía social de mercado” y del “liberalismo social” que nos pondrían en esa liga capitalista y proveerían un mejor futuro a los mexicanos y, sin lugar a equivocarme fue quien soltó en 1992 aquella frase “celebre” de “compatriotas, México ya es un país del primer mundo"

Pues cuan equivocado estaba desde hace 25 años, que ahora nos repite que hay injusticia social e insuficiente crecimiento económico, dos características de un estado mexicano desde que ese grupito de “economistas” que mueven a México asumió el poder; el tercer elemento de diagnóstico del señor Salinas es la inseguridad y sin que esto sea casualidad es precisamente desde la administración salinista en que los administradores públicos se metieron a administrar el tráfico de drogas.

Cuando “por recomendación” de Carlos Salinas, Juan Arévalo Gardoquí fue encargado de administrar los carteles, de repartir territorios, de controlar ímpetus y de recolectar las cuotas de cada uno de los “participantes del mercado”; cuando Antonio Reviello Bazán ya con la indicación directa de Carlos Salinas, además de controlar las estructuras criminales y recuperar la parte de los corruptos administradores mediante sobornos, se encargó de atacar selectivamente a algunas células criminales; o cuando Gutiérrez Rebollo, flamante zar antidrogas se convirtió en aliado de uno de los carteles.

La violencia que se generó en el México de finales del siglo pasado y que prevalece hasta nuestros días, no es más que el resultado directo de la intromisión con miras al control de las actividades delincuenciales de parte de las estructuras administrativas federales.

Hoy las tres i (no ies, eso no existe, eso es como ler de Nuño) de que habla Salinas están profundamente Influidas por una Inmensa Incapacidad para Inculcar respeto a las Instituciones, pues ellos las denigraron, las usaron para su beneficio, las Insultaron y las degradaron las Carcomieron con la Corrupción y la Impunidad.

Así que a las tres i de Salinas yo agrego una la IMPUNIDAD y dos c, de CORRUPCIÓN y COMPONENDAS, de las cuales Salinas no es el único culpable, pues todas las estructuras gubernamentales federales, estatales y locales desde 1990 han sido infiltradas por las estructuras criminales llanadas PARTIDOS POLÍTICOS.

Pues las instituciones (que tanto le llenan la boca a nuestros politicuchos) no han sido capaces de mostrar su inconformidad con el régimen.

Pues nosotros hemos permitido que ellos se revuelquen en el lodo de la corrupción con nuestros recursos.

SALUD

Te recomiendo:




domingo, 9 de abril de 2017

Estrategia política y “estatura” moral

Enano político
Hace unos días el señor caldeRon escribió un tuitt en el que se dirigía a la candidata de Morena a la gubernatura del estado de México de una manera poco adecuada (por decirlo de una manera educada) como un patán (según Gael García), pero este comportamiento y otros “dislates” del borrachín devienen de una inmensa desesperación de parte de las estructuras más recalcitrantes de la derecha mexicana al notar que esa gubernatura y muy probablemente la presidencia de la república en 2018 están quedando lejos de su alcance.

Pese a que las “casas encuestadoras” siguen insistiendo en que el figurín del primo del presidente sigue colocado como primer lugar en las preferencias electorales conozco material (incluso uno elaborado a petición de la presidencia de la República) en que la diferencia a favor de la candidata de Morena es ya irremontable (a menos que sucediera un verdadero milagro), es además notoria la ventaja de Andrés Manuel López Obrador para el proceso electoral federal de 2018.

Pero hablemos del tema, de la “estrategia” política del señor que pese a su delirium intenta a toda costa mantenerse como actor político de primer nivel, pues caldeRon con ese activismo en redes lo único que pretende es ser visible, si recordamos a Fox diciendo pendejadas y saliendo al otro día contradiciendo las pendejadas anteriores con nuevas pendejadas y manteniéndose en la comunicación, siendo el “centro de atención” nacional, aunque me digan que Fox era un estratega político que sabía contener los daños, yo lo único que entiendo es que sólo era un pendejo con suerte.

Ese señor que echando pa’lante (así) se enfrentaba a su circunstancia, era capaz de reinventarse a diario y volver a inventarse al ratito; Fox no era un estratega, pero nunca se retrotrajo a las adversidades que enfrentó como candidato, aunque como presidente se le olvidó la gallardía y hasta pareció muy lejano a su capacidad de respuesta.

Así pues la estatura moral de un personaje público no se mide en razón de su capacidad para decir o hacer pendejadas sino para hacer que estas parezcan parte del juego político, de ahí la frase que dice que: “la política es la capacidad de tragar sapos sin hacer gestos” y caldeRon está muy lejos de ser un político, pues lejos de aceptar sus errores esconde la mano tras aventar la piedra (borró el tuitt sin hacer mayor comentario).

La estatura moral de ese individuo está muy lejana a la expectativa personal, familiar y social, no pertenece a los estratos en que se ha desenvuelto, no ha acabado de entender su propia naturaleza y se esconde tras un uniforme militar (tres tallas más grande que él) otras una botella de licor para abstraerse de sus ciclos inacabados o como lo dijo en alguna ocasión Carlos Castillo, quien fuera su padre putativo: “tiene tantos temores, que no tiene certezas

La relación de Margarita Zavala con felipillo, es un contrato de conveniencia o comercial mediante el cual él debía servir y ser servil al grupo más radical del panismo, de hecho la nominación de la Vázquez Mota como candidata a la presidencia de la república en 2012, es parte del pago del borrachín al grupo que lo llevó al poder y lo mantuvo ahí pese a todas sus torpezas.

Ahora ese grupo (el yunque o la ultra derecha) desea alcanzar el poder con su propio monigote, poner a su botarga y no al comparsa de la botarga, para ello va a ocupar al señor caldeRon como carnada y este (el comparsa de la botarga) debe pagar los favores recibidos.

La estatura moral de la comparsa es exactamente del tamaño que se mira en el uniforme con que lo cubrieron, un enano político, diría José Ingenieros. El tamaño de sus miedos en inversamente proporcional al tamaño de señor caldeRon.

SALUD

Te recomiendo:




martes, 14 de marzo de 2017

¿habrá izquierda unida en 2018?

Hace más de un año, cuando “modificaron sus documentos básicos” para el cambio de dirigencia nacional se me ocurrió decir que “en mi opinión ese PRD no alcanza las aspiraciones del 89 y sólo sirve para obtener recursos”, entonces la jauría se vino en mi contra, ayer leí (con poco interés) “De pena ajena” de Héctor Serrano y pues sí, “de pena ajena” cuando dice: “nos hemos acostumbrado a aplaudir lo que políticamente es correcto …

En realidad el grupo en el poder: aplaude a rabiar, hace gala, nos envuelve (y creen que nos envolvemos), festeja, celebra y encomian; se llenan la boca de lo bien que lo están haciendo, pero ya los mexicanos no les creemos, es más ya los mexicanos simplemente los ignoramos.

Eepaís el PRD (elecciones federales de 2015) mantuvo un tercer lugar en declive y en las entidades federativas que tuvieron proceso electoral en 2016 llegó a cuarto lugar (pese a las balandronadas y discursos en que trataron de envolvernos.

El PRD en el DF en 2015 perdió la mayoría en la Asamblea de Representantes y (de no haber lanzado a parte de sus jaurías) hubiese perdido la mayoría de las delegaciones políticas; hoy el PRD no representa a la izquierda mexicana, su dirigencia desde hace muchos años está en manos de Nueva Izquierda que NO representa la vanguardia y no representa incluso a los grupos de priistas que se agregaron a esa izquierda hace ya 25 años.

La esencia de la izquierda es la inconformidad, el PRD hace más de 15 años se convirtió en una estructura corporativista que sólo vela por los intereses de su dirigencia y mantiene una estructura burocrática (bueno, muchas estructuras burocráticas) que dicen hacer trabajo partidista, cuando en realidad sólo velan por los intereses de la tribu a la que representan.  Sin embargo, el camino del PRD parece estar marcado, pues las divisiones a su interior se recrudecen y cada uno de los grupos (grupitos y grupúsculos) que lo integran quieren su pedazo de pastel, sin embargo, el pastel ya no alcanza para repartirse.

Las tribus lejos de cohesionarse, buscan su supervivencia (como las ratas al hundimiento de un barco) cada una busca una tabla a la cual sujetarse y esta discusión y la ruptura que viene estaban previstas hacia finales de este año (previo a la designación de candidato presidencial) de cualquier manera, adelantarla es sólo mostrar el nivel de descomposición que tienen.

El abandono de su militancia y la apatía de los que eran simpatizantes de esa fuerza política ha hecho que sus prerrogativas sean hoy la mitad de lo que fueron en 2014 y las tribus no se conforman con migajas, quieren rebanadas completas.

Adelantar la discusión de la candidatura presidencial de 2018 es una “estrategia” política de los chuchos, es sólo un paso adelante para mantener prebendas y garantizar su supervivencia política y el membrete partidista.

Se trata de deshacerse de las tribus proclives a López Obrador y medir fuerzas propias para negociar después del proceso electoral de 2017, como dice el señor Serrano, de hacer lo políticamente correcto (negociar a cambio de posiciones secundarias, acordar en lo obscurito, mercadear; en fin, seguir prostituyéndose), sin importan el costo que eso tenga.

Primero pensé que sí, que la izquierda tendría un proyecto conjunto hacia 2018, después ante el encono de AMLO y la virulencia del discurso perredista (incluso el del mismo Barbosa) hace un año, estuve convencido que las fuerzas partidistas mayoritarias (incluido el PRD) irían juntas.

Hoy me queda claro que la supervivencia del PRD (de sus prerrogativas y la manutención de algunas tribus) sólo está al lado del caudillo (quisiera decir nuevo caudillo, pero no) y que incluso los más renuentes grupos de ese partido ya se dieron cuenta, ahora falta saber cuál es el costo para Morena de esa alianza y si López Obrador está dispuesto a pagarla.

SALUD

Les recomiendo:





miércoles, 22 de febrero de 2017

Entre chamanes, chalanes y charlatanes

Hace algunos años leí un texto referido a las “nuevas” teorías pedagógicas, en el que el autor comparaba esos avances con una ilusión que de tanto repetírnosla, parece que es una realidad; desde hace más de siete años que escribo de manera regular no me he cansado de repetir que nuestros administradores ven una realidad muy diferente a la que observamos una gran parte de la población mexicana.

Así pues, esos charlatanes que hemos contratado como administradores públicos revisan números y nos muestran “lo bien” que está México, lo mucho que han hecho y con ello, nos tildan de ignorantes e incrédulos; esos charlatanes se convierten en chamanes a los que hay que creerles a pie juntillas lo que nos dicen, son una especie de vendedores de ilusiones o de medicinas milagrosas que lo curan o curarán todos nuestros males.
Esos brujos del tercer milenio, sin mayores instrumentos que su incapacidad para influir en la realidad, nos muestran como ha crecido el nivel de empleo o disminuido la prevalencia de alguna enfermedad o como se han construido carreteras o nuevas fábricas, pero son tan torpes, que se tropiezan con su propia estupidez pues ni ellos se creen sus palabras.
Debo reconocer que la esquizofrenia de Fox, le hacía creer que estaba en lo cierto respecto de lo que decía, también debo reconocer que pese a que la mayoría de los mexicanos sabía que López Portillo mentía, su ferviente manera de decir mentiras, las hacía casi creíbles; pero escucho a Enrique de la Madrid (hijo de un personaje triste memoria) o a Mikel Arriola hablando de el número de visitantes extranjeros y su impacto en la microeconomía o de los programas para “mejorar” los servicios del IMSS y sólo puedo pensar en ¿Cómo llegaron a esos puestos?
Es tanto el desencanto de esos personajes que el titular del poder ejecutivo “el chamán mayor” ha pasado de una “aprobación” de más del 55% a un 15% (al 12% según Reforma del 21 de enero pasado) en cuatro años, se ha desplomado de manera tal que ni una tercera parte de sus votantes le sigue creyendo o sigue “pensando” que lo que hace puede servir para algo, el charlatán mayor ahora sale a decirnos “hay circunstancias difíciles que estamos superando, pero no hay crisis” pero unos días después pide a Agustín Carstens, que permanezca en el Banco de México por tres meses más.
Entiendo que ese charlatán (convertido ahora en chalán del imperio) está tan espantado de la bomba de tiempo que le dejó Donald Trump en las manos que trata de comunicar (sin saber exactamente como) que nuestra moneda se devalúa, los precarios empleos generados en 15 años están en serios problemas, que cada vez hay mayor nivel de pobreza y descontento social y que los niveles de corrupción e impunidad se han elevado de tal manera que ni él está a salvo de #MerezcoLaCasaBlanca.
Otro de los chalanes del imperio retirado de la secretaría de hacienda y ahora colocado como aprendiz de brujo, sale a los medios a mostrar su “enojo” con los dichos del señor Trump, tan enfurecido que con su aguda (muy aguda) voz “comunica” exactamente lo contrario de lo que dice.
Así los chalanes del poder están tan apanicados por el derrotero que ha tomado el país que sacan a sus perros a ladrar contra el cambio y vemos a una Josefina Vázquez Mota en un auditorio con importantes ausencias desgañitándose contra las políticas populistas; vemos a felipillo (hasta el cepillo) tuiteando pendejadas (muy propias de él); vemos a Ochoa Reza manifestando que “sus candidatos son los mejores” que ganarán todo, sin mayor sustento que su palabra.
Esos charlatanes convertidos en nuevos chamanes, están consientes que llegó el momento del cambio y que no hay retorno, pes para los mexicanos si hay diferencia entre #MerezcoLaCasaBlanca y #MerezcoUnaCasa.
Las nuevas teorías de la abundancia que sólo existe en sus mentes, lejos de convertirse en realidad a fuerza de repetírnosla, es el paso previo a una nueva república.
SALUD
Te recomiendo:
 
 
 

domingo, 11 de diciembre de 2016

Un “intachable” candidato

Hoy en México, según la opinión de los mexicanos, dos cosas son (o parecen ser) absolutamente ciertas:
  • La aprobación del “presidente” es de una cuarta parte de la población y si se quita la aprobación de los partidarios panistas no llega ni a una quinta parte de la población.
  • El PRI, se colocaría en tercer lugar en el proceso electoral federal 2018 (sea cual sea su candidato)
Las cuatro encuestadoras electorales (que dicen ser científicas y “muy” respetables) [Mitofsky. Buendía, GEA y Berumen] lo señalan, lo indican, lo manifiestan, lo publican y lo presentan a sus “distinguidos clientes”, entre el 2 y el 5 de diciembre (tras el muy atractivo “mensaje” presidencial que hizo vibrar a los mexicanos) esta última empresa (a petición de Presidencia de la República) levantó una encuesta en hogares para medir primero el nivel de “aprobación” de Peña y después las preferencias partidistas de la población; los resultados fueron presentados (de manera preliminar) el día 9 y las sorpresas son verdaderamente mayúsculas, Peña tiene una “aprobación” del 26% de la población y de apenas 19% entre la población que no simpatiza por el PRI; ese partido político en cualquier escenario posible estaría colocado como tercera fuerza electoral federal en el 2018.

Aunque según me dicen uno de esos “asesores” que ahora pululan en la Presidencia al ver los resultados y observar un 27% de “no respuesta” en cuanto a la calificación de Peña, dijo algo así como: “son personas que les da pena aceptar que las cosas están mejorando” para rematar señalando “con ello la aprobación gubernamental es de más del 50%”, yo le puedo asegurar a tan “solícito” personaje que muy probablemente más de la mitad de los que no respondieron son personas anti sistema que ni creen en las encuestas ni aceptan los “logros” de Peña.

Un análisis desapasionado de la “administración” federal actual muestra además de desencanto por los “avances” una gran molestia con los inmensos niveles de corrupción, impunidad y contubernio que hay en las “altas” esferas del poder (de los tres poderes y de los tres ámbitos, aunque no alcancen a distinguir), los mexicanos hoy ni creen en las “instituciones”, ni creen en las promesas, ni creen en los políticos.

Hace apenas un mes el muy respetable señor Ochoa, que cobra mucho dinero (y se roba otro más) en el PRI dijo que en 2018 el PRI “perfilará a un militante priista de prestigio, honestidad y popularidad” (pues lo irán a traer de otro planeta digo yo), de hecho desde hace un poco más de tres meses se ha intentado colocar a “distinguidos” priistas como Enrique de la Madrid (hijo de un ex presidente muy mal calificado); Claudia Ruiz Massieu (sobrina del innombrable y harto muy corrupta) y MikelArriola Peñalosa (del que mejor ni hablo); en la última encuesta de Zaragoza y Campuzano se coloca a José Narro (ex UNAM y ahora Salud) como una carta; en fin están tan emburujados en el PRI que ya en algunos espacios de su “dirigencia nacional” hay quienes apuestan a una alianza con el PAN siendo el candidato José Antonio Meade.

Es tanta su desesperación que hay algunos priistas que hasta han “pensado” en una gran alianza de todas las fuerzas políticas contra Morena y López Obrador.

Ahora recuerdo a César Camacho que en el proceso electoral federal de 2015 habló de candidatos intachables y pues sus tachas (en el buen sentido) son tan inconmensurables que no pueden andar por la calle sin que el pueblo se los reclame.

También me acordé de Reyes Heroles cuando previo al proceso electoral de 1976 dijo que se requería: “un hombre que pensara en México y no un priista que velara por los intereses del partido

Ni intachables, ni honestos, ni prestigiosos, es más ni hombres (en el más amplio sentido de la palabra) quedan hoy en ese partido.

SALUD

Te recomiendo:




miércoles, 23 de noviembre de 2016

Candidata de telenovela

La crítica social (periodística) en México quizá inicie su historia en la caricatura, dicen que los mexicanos tienen una especial capacidad para burlarnos de nuestra desgracia y quizá El Ahuizote una publicación de sátira política de Vicente Riva Palacio de finales del siglo XVIII, sea el primer ejercicio y después El Hijo del Ahuizote y otras muchas publicaciones que desde principios del siglo XIX “criticaban” al sistema porfirista.

Les platico que Jesús Martínez (a) Palillo, platicaba (en petit comité) que a él Díaz Ordaz lo invitaba a “platicar” en Los Pinos, para contarle “los últimos del presidente”, cosa que hasta puede ser cierta.

Mofarse de los políticos en México (y en otras partes del mundo) nunca ha sido cosa fácil, es más bien un ejercicio peligroso aun hoy, muestra de ello es que desde 2000 casi 150 periodistas han sido asesinados o desaparecidos, y que en lo que va del presente año ese dato es alarmante.

El “cómico” de carpa, el “habilidoso” crítico social de teatro callejero y hasta el simple crítico de banqueta que a cambio de unas monedas y el aplauso por su ingenio, que se desarrolla desde el porfiriato y hasta bien entrada la “modernización” fue tan castigado y mal pagado que era casi una profesión de alto riesgo.

En fin, la novela política (de crítica ácida) es también otro mecanismo de enfrentar al régimen, de señalar de manera grotesca los “desaciertos” (que en realidad son tropelías, robos o injusticias) de los administradores, que se desarrolla durante la segunda mitad del siglo pasado y logra su cúspide tras los acontecimientos de 1968 (quizá Spota entonces y Loret después pueden ser los mayores representantes de ese género).

En la radio, los “comentaristas” de noticias y los “críticos” del sistema aparecen hasta fínales del siglo pasado quizá hasta después de los 70 y la televisión, como decía hace unos días inicia su crítica política hasta el presente siglo, hasta que Foxderrumbó” la barrera y él fue el principal criticado.

La TV mexicana sin embargo realizó una incursión en novelas (telenovelas) de corte político en 1996, cuando Epigmenio Ibarra y Grupo Argos produjeron para TVAzteca un guión que por cierto no acabó nada bien por cuestiones que “al parecer” influyeron de manera externa (y extraña).

Ahora nos llega la “noticia” que Televisa está grabando una telenovela (en realidad un serial tan parecido a las “series” norteamericanas y hasta con un tema (refrito) de una de gran popularidad allá; con el nombre de “la candidata”, según la televisora se trata de “abordar temas de actualidad y alejarse de guiones trillados” según algunos críticos de la televisora es “una manera de inmiscuirse en la definición del proceso electoral de 2018

Ya en el proceso electoral de 2012 lo hizo, también lo hizo en 2006 y en 2000; bueno, la televisora de Azcarraga, ha influido desde siempre en los procesos electorales (federales y locales) pero “apostar” a que con un contenido televisivo pueden cambiar el devenir de un proceso que parece estar absolutamente definido, es una gran estupidez.

Hacia la contienda electoral de 2012, yo señalé que la postulación de Josefina Vázquez Mota era la pior (así) tontería que podía cometer el PAN, pues las bases de ese partido político (aun mayoritariamente compuesta por hombres en su mayoría) la rechazaría (pues el PAN en ese proceso fue tercera fuerza electoral)

La señora Zavala (la calderona, le llaman en redes) pese a los “mecanismos” de “posicionamiento” a nivel de encuestas (amañadas y hasta descaradamente seleccionadas) está muy por debajo en sus posibilidades hasta de ser candidata.

Carga con tantos negativos (producto del nefasto régimen de su muy aplaudido esposo) y está tan devaluada (incluso más que nuestro alicaído peso) por su propia militancia y dirigencia que va a acabar siendo la candidata de telenovela.

Pero independientemente de todo, un ejercicio como “la candidata” representa hasta un insulto a la inteligencia de la poca audiencia que le queda a esa televisora.

Es sólo otro “golpe mediático” como el que desde hace muchos años viene dando televisa y sus “ilustrados” lectores de noticias, que bien pudieron ponerle "la calderona".

SALUD

Te recomiendo:




domingo, 6 de noviembre de 2016

No namas los maestros heredan las plazas

Estos días de muertos, viajé a Querétaro (estado de la república ubicado en el centro de esta) y cuando íbamos llegando mi nieto (un joven de 13 años) me preguntó: “¿aquí quién gobierna?” y tras explicarle que ahí gobierna una mafia desde hace muchos años, le dije que el actual gobernados era panista y se llamaba “panchoDomínguez, que es hijo de un “intimo” amigo de Mariano Palacios (que fue gobernador a finales de la década de los 80) y que antes había sido José Calzada Rovirosa, hijo de Antonio Calzada Urquiza, que había sido gobernador en los 70, se limitó a decir: “ummmmh

Y sí, en Querétaro, como en muchas otras entidades federativas de la república mexicana, un grupito de “ilustrados” ha mantenido el poder desde hace un siglo, bastaría con revisar los apellidos del los gobernadores de seis o siete estados, para descubrir la relación de poder y las ligas de sangre que unen a sus “gobernadores

En la tarde del día primero de este mes, otro de mis nietos, un joven de 17 años, describió de manera muy gráfica el fenómeno del estado de Hidalgo con las familias Rojo, Lugo, Verduzco, Rossell, Murillo y Olvera; los vínculos de poder y familiares que los unen, las estructuras de control que unas siete familias en ese estado han mantenido desde hace 80 años apropiándose de las arcas estatales y del control administrativo local.

Durante la noche la tertulia discurrió sobre temas del magisterio nacional y la actual situación de ese gremio, tras la “reforma” educativa, se habló del “examen” magisterial y de las plazas heredadas; expliqué que en toda la república mexicana, la “venta” de plazas magisteriales no llega ni al 1% y que en general es un fraude urdido entre el SNTE y la “autoridad” educativa local, para obtener recursos (un fraude en pocas palabras)

Hablamos de las familias de docentes, de la mística transmitida de padres a hijos por esa profesión, de la carencia de un programa nacional de formación docente y de la ausencia de verdaderos educadores en los órganos de administración educativa, repasamos los titulares de los servicios educativos en México y encontramos desde un pobre pendejo que dice haber estudiado Administración Pública y Ciencia Política en una universidad privada de muy dudosa “clase” y luego algo que se denomina “estudios latinoamericanos” en una universidad norteamericana; hasta un ingeniero agrónomo y algunos “secretarios” con estudios en el instituto Patrulla (una de mis hijas hizo referencia a las “educadoras” del instituto Fleming.

Nos reímos, nos divertimos y hasta nos enojamos, pero fue una tarde-noche agradable en la que (como siempre) se exponen puntos de vista muy disímbolos.

Al otro día, en algún momento alguna de las asistentes al recalentado del festejo, pidió ver una televisión, pues “su novela” esta en un momento culminante y pues se prendió la televisión, ahí apareció la muy capaz y distinguida Sofía Castro (hija del productor de la novela y de la “señoraRivera, que despertó un inmenso nacional debate sobre corrupción tras la publicación de su propiedad conocida como la Casa Blanca) hablando un pésimo ingles y actuando de una manera muy simplona (por decirlo de una manera)

Entonces se desató otra controversia respecto de las “familias” que aparecen en la pantalla televisiva desde hace ya unos 30 años, el hijo o hija de …; la nieta o nieto de …; el hermano de la cuñada de …; el esposo de la productora de …; en fin una dinastía que nos proyecta un México maravilloso (pese a sus muy desagradables actuaciones) en el que el futbol, la virgen de Guadalupe y las familias que nos “gobiernan” hacen un extraordinario papel para mediatizar las gravísimas carencias de la población.

Mi nieto pequeño (de tres años) que como dice mi hermano es muy vivaz entonces preguntó “¿entonces no nada más los maistros (así) heredan las plazas?”

Claro los presentes no pudimos aguantar la carcajada.

SALUD

Te recomiendo: