lunes, 21 de marzo de 2016

Elecciones estatales: Puebla



El calendario electoral nacional no se detiene, tiene un curso que seguir; en 2016 habrá elecciones locales en 13 estados de la república, doce de ellos incluyen la gubernatura; resulta un año electoral muy interesante pues de esas 12 gubernaturas que se disputarán, en cinco (Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas Veracruz) nunca ha habido alternancia partidista, ahí ha gobernado el PRI siempre (no desde hace 80 años, pues Quintana Roo es un estado a partir de 1975); en tres de ellos (OaxacaPuebla y Sinaloa) “gobierna” una muy extraña “alianza” inventada en 2009 ó 2010 por el PAN y el PRD, a la que se unieron algunos otros partidos y a la que denominaron “para sacar al PRI del gobierno” pero que en realidad es parte de la continuidad del gobierno priista pues los tres personajes embestidos tras el proceso electoral son parte de la casta divina local que siempre militaron en ese partido; en los otros cuatro (Aguascalientes, Chihuahua, Tlaxcala Zacatecas) ha habido alternancia de gobierno, en los primero entre PRI y PAN y en los últimos entre PRI y PRD (aunque el caso de Tlaxcala incluye además un gobierno panista)

De este estado de la república se platican tantas cosas, pero de dos estoy cierto: el señor Rafael Moreno Valle (abuelo del actual gobernador) fue un personaje formado al amparo del poder omnipotente del PRI de la segunda mitad del siglo pasado, fue senador gracias a la “bendición” de Adolfo Ruiz Cortines, sin haber realizado carrera política alguna; de ahí fue “colocado” como secretario de Salubridad y Asistencia de Gustavo Díaz Ordaz y “designado” por el mismo personaje como candidato a la gubernatura del estado.

Apenas unos meses después de asumir el cargo, al estilo diazordasista, ordenó tranquilizar un movimiento de origen político local en Huehuetlán el Chico (allá donde Puebla hace frontera con Morelos y Guerrero) en el que un grupo de campesinos tomaron la presidencia municipal para evitar que asumiera como presidente municipal un pillo de siete suelas; después de esa masacre que a los pocos días fue acallada por el dinero que se filtró a la prensa local; en enero de 1970 nuevamente atacó población civil, ahora en el municipio de Jopala (en la Sierra Norte y frontera con Veracruz) en la localidad de Monte de Chila, en donde unos 40 pobladores fueron asesinados por las fuerzas de seguridad estatal y federal, permitiendo que “ganaderos” de una localidad contigua (Xicotepec de Juárez) se apropiaran de las tierras de los asesinados.

Esos dos eventos y un periodista de nombre Manuel Sánchez Pontón, que pese a ser amenazado, golpeado y casi asesinado por los guardias del gobernador, se dedicó a denunciar ante instancias nacionales e internacionales el caso y logró que en 1972, Luis Echeverría (de la misma estirpe que los distinguidos priistas que siempre han gobernado Puebla) defenestrara al señor Moreno Valle.

El nietecito (priista de estirpe y de actuaciones) no se separó del actuar del abuelo, la “mano dura” para atacar a la población que demandaba el actuar gubernamental, le caracterizó y la “mano agradecida” para sobornar “periodistas” y medios; la única diferencia fue que no hubo uno sólo que se le enfrentará y en el gobierno federal faltó algo para que se le defenestrara.

Moreno Valle Rosas que “gobierna” ese estado tras haber intentado en 2004 obtener la candidatura del PRI sin éxito y logrado una alianza “para sacar al PRI y meter a un priista” a casa Puebla, es sin más calificativos un digno, muy digno representante de los grupos de poder local y ya posicionó a su “intimo” amigo Antonio Gali Fayad, como próximo candidato por la misma alianza.

Gali Fayad, es concuño del presidente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac (que como ya dijimos en el caso de Oaxaca, es primo de José Antonio Estefan Garfias, que también es candidato aliancista a la gubernatura de ese estado) y también gran parte de su vida política la hizo al amparo del PRI, aunque su hijo es diputado local por el PRD y su yerno Elías Abaid Kuri, ocupa otra curul por el PVEM; es pues un “polifacético” aunque algunos lo califiquen de adquiriente de conciencias, de repartidor de sobornos y hasta de acomodaticio.

Entre sus “anécdotas” más emblemáticas aun se recuerda la cena que organizo para el entonces candidato presidencial del PAN, Felipe Calderón y la cobranza de ella cuando lo colocaron como responsable regional del SAT para los estados de Puebla, Morelos, Tlaxcala y Guerrero y de ahí pasó al gabinete de Moreno Valle como secretario de Infraestructura y a presidente municipal de Puebla de los Ángeles, de donde llegó a la candidatura por una alianza denominada Sigamos Adelante (clara alusión a su antecesor).

Algunos dicen que es un títere de Moreno Valle aunque otros pensamos que es la mano que menea a Moreno Valle, en fin, Tony (como a él le gusta que le digan) es una de esas figuras que en los años 80 pululaban por la administración pública federal, mostrando como única (o más valiosa) capacidad, su preferencia sexual.

Es un alfil de las constructoras y los constructores hecho en la administración del gober precioso, por Javier García Ramírez (hoy prófugo de la “justicia”), precisamente de esas “empresas” vendrá parte de los recursos negros que lo apoyarán para llegar a la gubernatura y, por supuesto, a ellas irán a parar parte de los recursos públicos federales y locales que en materia de infraestructura ejerza Puebla en la siguiente administración.

Por el PRI y sus tradicionales “aliados” ya se decidió la candidatura de Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz, ella dicen que era muy “amiga” de Gloria Álvarez Miaja, esposa de Manuel Bartlett y que gracias a ello llegó a la presidencia del DIF de Puebla en 1993; lo que sí se sabe a ciencia cierta es que fue muy amiga del gobernador cuando este la hizo su asesora y después diputada local para la legislatura 1996-1998; también se sabe que Bartlett se la deja “encargada” a Melquiades Morales y este la hace secretaria de Finanzas, mientras Bartlett logra “colocarla” en BANOBRAS.

Sin embargo, desde el inicio de este siglo parece que los caminos los llevaron por senderos diferentes, aunque algunos insisten en asegurar que tanto la presidencia municipal como la actual senaduría, son parte de los “amarres” políticos que aún le quedan al otrora poderosísimo Manuel Bartlett en ese estado.

Pero lo que sí parece ser un hecho es que Blanca Alcalá, responde a parte de las estructuras priistas del nacionalismo revolucionario priista, una doctrina ideológica casi perdida y un discurso ya no usado, pero parece ser que recuperado por la dirigencia nacional del PRI como parte de “un cambio”.

Algunos amigos que me quedan en Puebla dicen que blanquita es parte de los “acuerdos” del viejo y nuevo PRI, para seguir aparentando el cambio democrático y que simplemente va a ver cuánto recibe por su participación, además como es apenas una gubernatura de dos años no tienen tanto interés en ella; otros, por el contrario me aseguran que lleva todo el respaldo del CEN y de algunas estructuras empresariales, incluso que los constructores que hasta ahora han sido relegados por la administración de Moreno Valle, le están poniendo mucho dinero.

Por Morena, su líder nacional “designó” a Abraham Quiroz Palacios, un profesor de la BUAP con poca trayectoria local y que parece ser “ratificado” por el mismo Bartlett, pero quien seguro sólo hará campaña, para tratar de lograr un tercer sitio.

En un estado en donde el autoritarismo y la rapiña han caracterizado al gobierno, no habrá cambios, aunque afortunadamente, quien gane sólo gobernará dos años.


SALUD

jueves, 17 de marzo de 2016

Nueva ley para no cumplirse

Hacia finales del siglo pasado, en los países con altos niveles de desarrollo se buscaban acuerdos parlamentarios que permitieran a minorías y mayorías (incluso disímbolas en posiciones trascendentales) convenir pactos de apoyo mutuo, ofreciendo pequeños avances en materias importantes para los grupos minoritarios (regionales o locales) mientras se lograba que los grandes temas nacionales avanzaran.

En México, por el contrario desde 1997 (en que el PRI perdió definitivamente su mayoría) el proceso legislativo se empantanó, en promedio durante las cinco legislaturas previas a 2012, sólo el 10% de las propuestas ejecutivas quedaron en Ley (dato calculado por Luisa Béjar Algazi en When the Executive Power is Weak: Who Legislates in Mexico?”)

Desde antes de que Peña Nieto fuera incluso electo, un grupo de “acercamiento” de esa fuerza política, logró establecer “acuerdos” con las fuerzas políticas opositoras (esencialmente mediante la cooptación de las cúpulas partidistas) y ya en 2012 se aprobaron los cambios legislativos en materia laboral, que por cierto sólo han servido para retrotraer las prestaciones laborales y contener las negociaciones contractuales de los grandes sindicatos.

Tras la toma de protesta, nos anunciaron el “Pacto por México” que de manera muy poco clara imponía una agenda legislativa en la que las dos fuerzas opositoras más importantes se “comprometían” a sumarse a la fuerza legislativa del PRI, para sacar adelante las “reformas que México necesita”, con ello, se lograron reformas en materia energética, hacendaria y financiera, que suponían un mejor clima de negocios, que por cierto sigue siendo muy poco propicio para la mayoría de las actividades comerciales.

También sacaron adelante un margallate denominada reforma educativa, que ni reforma la educación, ni es aplicable, ni atiende al problema real.

Desde hace dos años (en que se extinguió el pacto contra México) la producción legislativa nacional ha derivado en peñajadas, nuestros legisladores atienden asuntos rimbombantes pero sin la menor trascendencia, se enfocan a la atención de ocurrencias inmediatas, a asuntos coyunturales y a la cacería de fantasmas.

Pero las modificaciones legislativas que hoy aprobó la cámara de diputados en relación con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios; representan el verdadero plus de la estupidez, pues en la imprecisión absoluta siguen permitiendo que los ejecutivos locales (gobernadores virreyes y presidentes municipales caciquiles) continúen contratando deuda de corto plazo, sin autorización legislativa y que después la conviertan en deuda pública sin mayor trámite que una “reestructura

Una legislación, otra legislación que no se cumplirá o que como decía don Porfirio, “cúmplase en los bueyes de mi compadre”, para seguir saliendo en medios a decir lo bien que estamos.

SALUD

Te recomiendo:




martes, 15 de marzo de 2016

Elecciones estatales: Tamaulipas

El calendario electoral nacional no se detiene, tiene un curso que seguir; en 2016 habrá elecciones locales en 13 estados de la república, doce de ellos incluyen la gubernatura; resulta un año electoral muy interesante pues de esas 12 gubernaturas que se disputarán, en cinco (Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas Veracruz) nunca ha habido alternancia partidista, ahí ha gobernado el PRI siempre (no desde hace 80 años, pues Quintana Roo es un estado a partir de 1975); en tres de ellos (OaxacaPuebla y Sinaloa) “gobierna” una muy extraña “alianza” inventada en 2009 ó 2010 por el PAN y el PRD, a la que se unieron algunos otros partidos y a la que denominaron “para sacar al PRI del gobierno” pero que en realidad es parte de la continuidad del gobierno priista pues los tres personajes embestidos tras el proceso electoral son parte de la casta divina local que siempre militaron en ese partido; en los otros cuatro (Aguascalientes, Chihuahua, Tlaxcala Zacatecas) ha habido alternancia de gobierno, en los primero entre PRI y PAN y en los últimos entre PRI y PRD (aunque el caso de Tlaxcala incluye además un gobierno panista)

Hacia 2008 John P. Sullivan, experto en contrainsurgencia y contraterrorismo de la Asociación de Inteligencia del Cuerpo de Infantes de Marina de Estados Unidos, señaló: “Tamaulipas es un ejemplo de Estado fracasado a escala subnacional o de un estado criminal liberado, donde el gobierno de Calderón ha perdido el control, lo que de seguir la tendencia podría derivar en un Estado criminal sustituto


Sólo unos meses después llegó a nuestro país Earl Anthony Wayne como embajador y venía acompañado de Colin J. Kilrain como agregado militar de la embajada, ambos “expertos” en “intervenciones” (lo que ello signifique)



Tamaulipas es un punto neurálgico y estratégico para el gobierno estadounidense y todo hacía suponer una preocupación real por su recuperación, pero Tamaulipas no llegó a ese nivel de descomposición a la clasificación de Estado fallido por obra de magia, tratando de entenderlo: hacia la segunda mitad de la década de los 70, fue gobernador de ese estado Enrique Cárdenas González, quien desde esa posición cobijó las actividades ilegales en el territorio tamaulipeco, así nace la estructura del cartel del Golfo, entonces al mando de Juan Nepomuceno Guerra, quien entonces se retira para que su sobrino Juan García Abrego asuma el control total de la organización.
Esa organización criminal controla desde entonces la estructura gubernamental local y la de los municipios, los gobernadores posteriores Américo Villarreal Guerra, Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores, son simples piezas de ornato, primero del cartel del golfo y después de los zeta.


Hacia 2010 cuando ya Peña Nieto era considerado como único candidato del PRI a la presidencia de la república y seguro presidente de México, lo que marcaba el regreso del salinato, y con ello las huestes de Cárdenas González, parecen retomar aires.
Esa lucha de poderes y la reconformación para entonces del poder de los cárteles a nivel local, tras el surgimiento de Los Zeta (que es una escisión del Cartel del Golfo) hace que la violencia política recrudezca la situación local.
Egidio Torre Cantú, que ahora es “gobernador” del estado es hermano del candidato originalmente postulado, Roberto quien, se supone había ya realizado acuerdos con el Cartel del Golfo, razón por la cual fue asesinado por Los Zeta, Egidio es ingeniero y tiene una compañía constructora que desde 2004 había sido beneficiada con contratos de obra del gobierno local, es más en 2007 Pedro Luis Valdés Garza, que era secretario técnico del gabinete de Eugenio Hernández, reconoció que la compañía Toesa, encabezada por Egidio Torre Gómez, había recibido contratos de obra que nunca se ejecutaron, por instrucciones directas del gobernador.  Entonces Rodolfo era Secretario de Salud de ese gabinete de complicidades.

Egidio había sido primer regidor y presidente municipal sustituto de Victoria (pues Enrique Cárdenas del Avellano, que había sido electo, fue nombrado presidente estatal del PRI), hay versiones de que esta situación fue programada ya que Torre Cantú conocía de cerca los mecanismos de “concertación” con las estructuras criminales, pero carecía de la presencia local en Victoria para ganar, por otra parte, su postulación a la muerte de su hermano (una semana antes del proceso electoral) fue simplemente la continuidad de un proceso, en el que se supone ya estaba inmerso el estado.

Desde el homicidio de Rodolfo Torre Cantú (así como el de José Eduardo Moreira hijo de Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila) ha circulado la versión de que fue el Z40 el autor intelectual de ambos e incluso esas versiones nunca desmentidas por la PGR o la autoridad ministerial local, apuntan a que el arreglo de cuentas llegó a mandos del Cartel del Golfo, desatando una guerra de cárteles y una violencia que colocó a Tamaulipas en primer lugar de criminalidad en 2010-2013.
En el proceso electoral federal de 2015 la descomposición interna del PRI llegó a momentos de rompimiento, sin embargo Ángel Cárdenas Castillejos (nietecito del exgobernador estado Enrique Cárdenas González e hijo de Cárdenas del Avendaño) logró recuperar parte de los grupos de poder local y especialmente, propició la reconciliación entre las familias Torre y Cárdenas, que era parte del mandato que le entregaron los cárteles cuando decidieron ponerlo al frente del PRI.
Así pues, para el proceso electoral federal de 2015, el PRI mostró una total supremacía al lograr más del 42% de la votación a favor de sus candidatos; sin embargo en el proceso local de 2013 había logrado casi el 50% y en la elección de 2010, Torre Cantú obtuvo más del 60%, mostrando un claro retroceso electoral, pero sin posibilidad para perder en este proceso electoral.
Sin embargo es importante señalar que en el proceso electoral federal de 2012, el PRI y la candidatura de Peña Nieto apenas logró 34% mientras que la de Josefina Vázquez Mota llegó a casi el 42%, según algunos “analistas” locales y federales eso fue resultado de la operación política y financiera realizada directamente por Los Zeta en los principales centros urbanos locales.
En su contra juega la inmensa capacidad de fuego y dinero que Los Zeta han mostrado pues a pesar de que ahí operan tres grupos delictivos perfectamente identificados “Los Zeta”; “El Golfo” y “Sinaloa”, parece que estos dos últimos grupos establecieron un “acuerdo” para operar sin interferir en las operaciones del otro; desde entonces “Los Zeta” han sufrido merma importante de territorio, negocio y capacidad de negociación.
El candidato por el partidazo y sus “aliados” será Baltazar Hinojosa Ochoa, que por cierto está casado con Dyhdia Marcela Ronquillo Villarreal (sobrina de don Américo Villareal Guerra, muy “recordado” exgobernador del estado y como se dijo antes, el segundo desde el control del estado y sus estructuras por parte del crimen organizado.
Tiene vieja carrera política pues inició en el Comité Municipal del PRI allá por la década de los 80, entre las primeras designaciones que de colocaron en primera plana se dice que a petición de Tomás Yarington (directamente a Carlos Salinas) es Delegado de SEDESOL en Coahuila, en donde por cierto en la administración de Rogelio Montemayor, es nombrado subsecretario de egresos; su inclusión en un gabinete estatal tamaulipeco se da cuando Tomás Yarington lo nombra primero Secretario de Desarrollo Social y luego Secretario de Educación, Cultura y Deporte hasta febrero de 2003.
Con esa formación, va a contender por el Distrito Electoral federal de Matamoros que gano con holgura gracias al apoyo incondicional de su “amigoTomás Yarington, la diputación la usó sólo como plataforma para ser Presidente Municipal, por lo que regresó a “su Matamoros querido” (como decía un ilustres filósofo popular) al que por cierto le hizo un monumento, cuando ya fue presidente municipal que costó poco más de 2 millones de pesos, además “adquirió” una escultura de Sebastián en más de 4 millones de pesos (que por cierto el autor asegura haber cobrado bajo pedido menos de 2 millones y construyó una gran cantidad de obras inútiles a precio alzado.
Sólo como presidente municipal, hay quienes calculan que su fortuna se incrementó en unos 50 millones de pesos, uno de los más grandes fraudes descubiertos durante esa administración y que jamás fue denunciada por la Auditoría Superior de de Federación, hace referencia a los fondos federales que se entregaron al municipio para Seguridad Pública, pues el tesorero municipal “importaba” avituallamientos, armas y municiones de McAllen sin permiso, algunas veces desechos de guerra y de pésima calidad.
Otra denuncia que jamás prosperó fue la relacionada con el Centro de Apoyo al niño Migrante, en el que se ejercieron más de 5 millones de pesos, aunque una valuación integral señala que no pudo gastarse más de 2 millones.
Durante la campaña de Roberto Madrazo para la presidencia de la república, el señor Hinojosa Ochoa, colocó unos 10 millones de pesos a disposición del CEM priista (dicen que de las arcas locales, aunque también dicen que del Cartel del Golfo) en averiguación previa de 2009 un “informante” señala que del Cartel del Golfo entregó a Baltazar Hinojosa más de 30 millones de pesos para que durante su gestión en la presidencia municipal de Matamoros “se hiciera de la vista gorda y les avisara cuando había operaciones federales” eso quedó simplemente como una declaración sin valor.
Un pájaro de cuenta que seguirá manteniendo el equilibrio de fuerzas entre los grupos criminales en disputa.
El candidato a gobernador por el PAN en Tamaulipas será el senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca (a) Kiko que participó de manera activa en Amigos de Fox tras haberse integrado a la actividad partidista en 1998 en que se apuntó como precandidato del PAN para la alcaldía de Reynosa y después apoya la precandidatura de Gustavo Cárdenas Gutiérrez que por cierto no tuvo eco interno.

El señor García Cabeza de Vaca, en 2000 logra ser diputado federal, logrando cierto nivel de acercamiento con Ricardo García Cervantes (que representaba a Coahuila y era el Coordinador de la fracción panista) y según dicen algunas de las versiones hemerográficas de la época, fue el enlace entre las estructuras criminales de esa zona del país con el gobierno de Fox.

En 2004 se integró al CEN del PAN en una cosa rara que se denominó Coordinador Nacional de la Red de funcionarios, de ahí salió para ser presidente municipal de Reynosa en donde impuso a René Izaguirre Rodríguez, como director de la policía municipal de Reynosa, que fue asesinado apenas unos días después de ser nombrado.  El señor Izaguirre tenía cuando menos serias imputaciones públicas y una reputación personal y familiar muy turbia y pese a ello, tras el asesinato a todas luces de parte del crimen organizado Francisco García Cabeza de Vaca nombró a Luis Izaguirre Rodríguez, hermano de René, como director de Sanidad y Alcoholes del municipio.

Pese a que la PGR a través de José Luis Santiago Vasconcelos (entonces de la SIEDO) documentó los vínculos de Cabeza de Vaca con los zeta, nunca se procedió; es más la SEDENA directamente por orden de José Clemente Vega ordenó en 2006 entregar al presidente (Vicente Fox) un expediente con información de este personaje, sin resultado alguno.

Ese mismo año, fue detenido en Texas, por el traslado con intención de comercializar cocaína, Alfredo Leal Guerra, que había sido subdirector de seguridad pública en Reynosa y la carpeta de investigación apuntó en algún momento hacia Cabeza de Vaca.

También se sabe que su suegro, Manuel Gómez Reséndez, y su cuñado, Manuel Gómez García, está siendo investigados por la PGR, en relación con el robo de combustibles, en la zona de Tampico-Victoria, la empresa transportista GOR propiedad de la familia de la esposa además ha estado involucrada en traslado de estupefacientes.

Dicen que en privado siempre presumió que Daniel Francisco Cabeza de Vaca Hernández (que fue procurador general de justicia de Fox) era su primo y que él lo había recomendado con Fox, así que pues podemos suponer el grado de connivencia.

Ya en la campaña de Calderón, logró algunos apoyos y consiguió que ya siendo presidente felipillo, lo designara como su enlace con los más de 430 alcaldes panistas del país, desde donde se ocupó de recoger las “aportaciones” de estos a la campaña y trasladarlos al CEN (tras pellizcarle algo)

Hay una relación comercial de Ismael, hermano del Francisco Javier, con los hermanos Jorge y Manuel Bribiesca y Sergio Amaury Flores Pérez, amigo muy cercano de Francisco Javier; que lo hizo estar en la palestra en las investigaciones contra los hijos de martita, pero nunca se le vinculó a él directamente, con las empresas Compañía Difusora del Noroeste de México y Corporativo de Radio del Norte, que obtuvieron concesiones de radio y televisión durante la administración calderonista.

Otro pájaro de cuenta muy vinculado a actividades criminales.

Por el PRD ya se designó a Jorge Osvaldo Valdéz Vargas, actual diputado local con licencia de ese mismo partido, cargo al que llegó por lista (no por listo) y que desde hace tres años viene usando sólo como trampolín político y como caja chica para acceder a prebendas.
En septiembre de 2014 se vio involucrado en una agresión contra un travesti al que después de insultar y abofetear pateó hasta mandarlo al hospital.
Es originario de Nuevo Laredo en donde inicia su andar político al lado de Francisco Chavira Martínez, que ahora en un “prominente” empresario de bares gay y “ayudó” a Valdéz Vargas, para que también lo fuera (dicen que tres bares de ese tipo pertenecen a él), toda su carrera política ha estado apadrinada por Chavira y sirve a los intereses de un grupito empresarial del norte de Tamaulipas que vive de la venta al pormenor de dosis de drogas blandas y fuertes.
En tanto que el PRD en ese estado no representa mayor fuerza política y con el candidato que colocó, seguramente llegará a unos 2 o tres puntos porcentuales, una pieza de la delincuencia común que alcanzará en el escenario electoral lo que sobra como en el caso de las actividades delictivas.
Por MORENA la designación recae en Héctor Martín Garza Gonzáles (a) “El Guasón” que por cierto viene del PRI y en 2001 fue “colocado” por el PAN en tercer lugar de la planilla municipal de Reynosa, siendo candidato a la presidencia municipal ni más ni menos Francisco García Cabeza de Vaca, con lo que llego a regidor siendo presidente municipal el priista Serapio Cantú Barragán.
Apenas concluyó la administración municipal fue como asesor de Álvaro Garza Cantú, candidato del PRD a la gubernatura en 2004 y “consiguió” ser diputado local en la legislatura local (2004-2007) por ese partido político y casi consiguió ser candidato del sol azteca a la diputación federal en 2006

El Guasón” es  un mercader de la política, un emblemático personaje que se acerca a quien tiene el poder y lo apapacha para obtener algo, así se ha convertido en proveedor de gobiernos municipales y del estatal, parece que fue el peor candidato que pudo colocar MORENA y muy seguramente los resultados serán muy poco satisfactorios; así como en la realidad de la relación entre criminales y esferas de gobierno, recogerá las migajas que le dejen electoralmente.

Finalmente el ya legendario candidato Gustavo Cárdenas Gutiérrez, que tras haberse afiliado al PAN en 1992 fue su candidato ganador a la presidencia municipal de Victoria (capital del estado) y en 1998 realizó campaña por el mismo partido para la gubernatura estatal logrando casi una cuarta parte de la votación; repitió campaña en 2004 y alcanzó casi una tercera parte de la votación total, se presentará por Movimiento Ciudadano (MC).

Cárdenas Gutiérrez, en 2007 fue Coordinador de ASERCA (Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria) en Tamaulipas, como pago por sus servicios al PAN, entonces se destaparon una gran cantidad de “irregularidades” en su gestión, que quedaron sumidas en la ignominia de la política nacional, también en 2012-13 se destapó una reunión con una de las cabezas del Cartel del Golfo.

Cárdenas Gutiérrez, es hijo de Jorge Cárdenas González, viejo militante del PARM que en 1988 fue del grupo que “ofreció” la candidatura presidencial a Cuauhtémoc Cárdenas y en 2015 fue candidato vencedor en el Distrito V Federal de Tamaulipas y colocó al MC en un muy trascendente tercer lugar en la votación estatal.
Podrá juntar parte del descontento electoral local contra el PRI y el PAN y quizá se coloque con una votación superior al 10 por ciento.

Pero, finalmente “Tamaulipas es un ejemplo de Estado fracasado a escala subnacional o de un estado criminal liberado” y seguirá siendo.

SALUD




lunes, 14 de marzo de 2016

Otros veinte años


Hace unos días revisaba mis viejos apuntes de México y su realidad, me encontré entonces los Acuerdos de San Andrés, esos que “diligentemente” firmó Emilio Chuayffet y después “desconoció” diciendo que se había tomado unos chincholes.
Pues bien, hace ya más de veinte años que esos “acuerdos” fueron signados por las partes intervinientes y quizá acaban de ser veinte años de que el gobierno federal (como una de las partes intervinientes) los desconoció y simplemente los ignoró.
En ellos, aunque no se reflejaban ni todos los temas, ni (los que se trataban) lo eran en el grado de profundidad que debían tener, se tenían sustanciales avances en materia de cultura indígena, reconocimiento de la diversidad cultural nacional, necesidad de tratamiento judicial diferenciado y hasta en “autonomía” de gestión indígena.
Pero han pasado 20 años y en Campeche (por ejemplo) sólo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos está traducida a lengua Maya, en Tabasco apenas en 2013 (el Instituto de Educación para Adultos de Tabasco) tradujo (sin validez oficial) a tres lenguas locales la Constitución del estado; la remunicipalización creo que sólo en Tlaxcala se realizó y de la redistritación electoral, para dar cabida a representantes indígenas en los congresos locales y en el federal, mejor ni hablamos.
Han pues pasado veinte años e incluso a nivel legal las comunidades indígenas (concebidas conforme al Acuerdo 169 de la OIT, signado por México) siguen sin existir.
Pese a todos los esfuerzos legislativos, los avances son pírricos (aunque en estados como Chihuahua simplemente inexistentes).
Ellos han esperado más de 500 años a que la justicia social les llegue, ellos levantaron la voz hace ya 22 años, e señor Fox, en una de sus clásicas estupideces dijo que en 15 minutos lo resolvía y ellos siguen esperando.
Hoy grandes zonas (regiones indígenas) están organizadas, cuentan con capacidad de movilización y tienen poco, muy poco, que perder (ya muchos han perdido la vida en espera de que la justicia social llegue).
Hoy las estructuras de poder local están podridas por la corrupción, por el contubernio, por la connivencia de autoridades con criminales (organizados y caciques locales) y una chispa puede prender la mecha del México bronco, pero lo verdaderamente grave es que ni la autoridad local, ni la federal están dispuestas a voltear a verlos y mucho menos a atenderlos.
Pero ellos ya no pueden esperar otros veinte años y nosotros, en nuestra franja de confort hacemos muy poco por que sean atendidos.
La historia no anda a saltos, la historia pondrá a cada quien en su sitio, pero los puentes del arcioris no han sido cruzados y los acuerdos han sido olvidados; ellos defienden su comunidad, nosotros nuestros "privilegios"

SALUD

Te recomiendo:




lunes, 7 de marzo de 2016

El anciano “revolucionario”

Como dije antes, hace ya mucho tiempo que el PRI y los priistas habían abandonado la revolución como eje discursivo, es más se lo habían endosado a la fracción priistas que junto con Cuauhtémoc Cárdenas estaba fundando entonces el PRD.

Sin embargo en el 87 aniversario de la fundación del PRI, Manlio Fabio Beltrones Ribera, mencionó en su discurso 23 ocasiones la palabra revolución, inaugurando con ello la era del nonagenario revolucionario, haciéndome recordar todo lo bueno que es la revolución para este país y recordándole al pueblo mexicano (por cierto el pueblo fue abandonado como eje discursivo en 1994, tras el alzamiento del EZLN) y parece que también regresaremos a esa línea discursiva por parte del nonagenario revolucionario.

El discurso partidista indica la vertiente que se pretende explotar en relación con la veta de población que consideran su clientela, así para el PRI y los priistas en 2017 (a cien años de la consumación de la Revolución) usarán el terminajo como parte de su discurso para intentar influir en los estratos poblacionales más vulnerables, en los pobres y en los que con un ingreso salarial muy reducido sobreviven a diario.

Beltrones ya empezó al concatenar la revolución con los “avances” que en materia de precios de la telecomunicación y combustibles, viene promocionando el gobierno “ya ahora podemos hablar a toda la república por una misma tarifa” (pero saben cuántos y cuáles mexicanos realmente hacen uso de ese servicio); y en 2017 esa franja de explotación seguirá al liberalizarse el precio de los combustibles.

Para el PRI y Beltrones, la revolución es, ha sido y parece que seguirá siendo un rico camino a la impunidad para cobijar sus fechorías; el nacionalismo revolucionario que hasta la primera mitad de la década de los 80 sirvió de cobijo a sus transas y trastadas, ahora (ante la falta de resultados gubernamentales reales) retoman como si esta fuera propiedad de un grupito, como dijo Fidel Velázquezllegamos a balazos y a balazos nos tendrán que sacar

El nacionalismo revolucionario que parecía haber pasado y quedado resguardado por los sucesores de la escisión priista de 1987 y que vestía de lujo al señor Cárdenas y parte de los grupos priistas incrustados en la izquierda mexicana, será ahora nuevamente retomado gracias a su abyecta membrecía que apenas hace unos meses reacomodó los acuerdos de la XXI Asamblea Nacional, para permitir a Peña Nieto vender PEMEX y ahora “volverán” a sus principios, que para ellos, sólo significa el inicio de una estructura corporativa capaz de entregara a cada beneficiario del régimen un pedazo de los recursos nacionales.

No resulta pues extraño el cambio de discurso, Beltrones y el séquito de “asesores” políticos ya se dieron cuenta que el discurso de la “modernidad” y la actitud de alejamiento de la realidad nacional no les lleva a ningún lado, que sólo abonando a la división de la población podrán obtener magros beneficios.

Así ellos ahora fracturan las estructuras opositoras, en Oaxaca, Puebla y Veracruz los echan a pelear entre ellos y luego recogen los huesos de la fractura.

Pero ya la población está harta de la incompetencia real y del discurso vacío, de posicionamientos y desmentidos y si “todo servidor público debe rendir cuentas sobre los recursos” pues que ponga la muestra.

El nonagenario ya no está para ser revolucionario.

SALUD