martes, 28 de junio de 2016

“unanimidad” en la información

En México no es extraña la “unanimidad”, es más creo que ya platiqué sobre una investigación realizada para una votación local en Yucatán (en la década de los 80) en donde había candidatos de “oposición” en 83 de los 106 municipios y en 42 de ellos ninguno de los “opositores” logró un solo voto, es decir el PRI ganó por UNANIMIDAD (ni los candidatos votaron por ellos mismos) este dato no es un chiste, está documentado.

Bueno, pues hoy amanecimos con una “unanimidad” en las cabezas de los “medios periodísticos” y en la línea editorial de los electrónicos, en todos los “noticieros” radiofónicos que escucho es casi la misma frase: “el desabasto, en Oaxaca y en Chiapas puede causar que muchos niños mueran de hambre” o “la afectación a la economía local puede hacer que miles de empresas quiebren” o “ya se está llegando a niveles de afectación social”, para ello nos ponen por delante las “declaraciones” de Concanaco, de los turisteros locales y hasta del señor Meave (al que le pagamos como Secretario), puras voces expertas.

La “unanimidad” me hace suponer que desde algún sitio en el gobierno, con nuestros recursos y bajo nuestro mandato, se está comprando, cooptando, presionando e incluso intimidando a los “honestos periodistas” como el señor Alemán (por apellido no por ascendencia) y pendejo por naturaleza (pues seguro ni siquiera es sobornado y menos intimidado para escribir sus estupideces) que hoy titula su columna: “La CNTE, más daño que el 'narco' y que un dictador” en donde repite las mismas sandeces que desde hace tres años repite (nada nuevo)

Bueno, como sea, el caso es que ya hay línea para desacreditar las movilizaciones de los maestros inconformes, pues después de que unos 14 mil mexicanos (según Excelsior) o unos 400 mil según algunos observadores, se manifestaron en apoyo a la lucha magisterial, después que se dieron cuenta que las modificaciones a la Constitución NO les alcanzan para su “sistema de evaluación docente” y que los profesores NO están solos; pues hay que cambiar de estrategia.

Ahora parece ser que bombardeando a los mexicanos con una muy tendenciosa “información” pretenden poner a parte de la sociedad (hasta algunos de los que nos manifestamos el domingo) en contra de la lucha magisterial.

Me propongo hacer un ejercicio que de manera objetiva les indique (por que ya se que me leen) que un gobierno dictatorial sólo genera mayores niveles de violencia social, que la “unanimidad” de años pasados y los sueños de omnipotencia gubernamental son sueños de una generación muy diferente a la actual.

En agosto del año pasado Forbes publicó un estudio denominado “¿Cuáles son las causas de la violencia en México?” y en conclusión seis fueron sus “causas”: CORRUPCIÓN; Ineficacia de autoridades (más CORRUPCIÓN); Poca transparencia (que oculta parte de la CORRUPCIÓN); Narcomenudeo; Falta de oportunidad para jóvenes; y, Falta de interés de los ciudadanos.

En marzo pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos publicó la “Situación de Derechos Humanos en México” dejando claro que hay siete fuentes de violencia en México: CORRUPCIÓN y crimen organizado; Actores estatales (más CORRUPCIÓN); Auodefensas (más CORRUPCIÓN local); Fuerzas privadas de seguridad (otro foco de CORRUPCIÓN); La desigualdad; La impunidad (que es pareja de la CORRUPCIÓN);y, El tráfico de armas.

En ambos estudios, en la percepción general de la población mexicana y del mundo, en el ánimo generalizado de los organismos civiles y de las organizaciones de la sociedad civil; parece ser que es la CORRUPCIÓN el problema, a mi me parece que esta “unanimidad” en el manejo editorial nacional es parte de esa CORRUPCIÓN y que lejos, muy lejos, de lograr revertir la percepción de la población y el ánimo de las organización social, hará que haya mayor unión, mayor cohesión y mayores movilizaciones.

Esa CORRUPCIÓN, la pobreza, la desigualdad, el desempleo y especialmente la ausencia de capacidad de manejo político han logrado que hoy una parte mayoritaria de la población de México, esté en contra de las autoridades (de todas las autoridades) y no hay “línea editorial” capaz de cambiar ese hecho.

Hoy parte de las estructuras de CORRUPCIÓN acostumbradas a vivir de ella, buscan otros causes y los encuentran en la organización para la violencia; no le echen más leña al fuego, pues México puede arder.

Pero si como Alemán, el señor Peña piensa que “La CNTE, más daño que el 'narco' y que un dictador” yo le puedo asegurar que los mexicanos no estamos dispuestos a aguantar otro tirano y casualmente junto a la columna del aprendiz de periodista se encuentra otra que dice “Las risas grabadas se compran por separado” (el chiste se cuenta solo).

SALUD

Te recomiendo:








martes, 21 de junio de 2016

Samuel Hernández Apodaca: VIOLENCIA DE ESTADO

Samuel Hernández Apodaca: VIOLENCIA DE ESTADO: @iusfilosofo Lo ocurrido en Nochixtlán, Oaxaca, el pasado domingo 19; nos refresca la memoria al recordarnos la política que el señ...

Gobierno ridículo, corrupto y autoritario

Dicen que Porfirio Díaz, mantenía la “paz” entregando prebendas y garantizando fueros; también dicen que el régimen priista de casi ocho décadas se mantuvo gracias a sus intrincados mecanismos de cooptación, integración y mimetización de “opositores”; acepto que la política se hizo para negociar.

En tal sentido me parecía que en algún momento el régimen de Peña, dejaría el ámbito de la confrontación contra los profesores y establecería mecanismos de ajuste para su “reforma educativa”, parece que me equivoqué.

Sin embargo hay quienes me comunican que el problema no está en que no sepan negociar, sino en que no quieren hacerlo.
Hace unos días López Obrador convocó a una manifestación de apoyo a los maestros (para el 26 de este mes) y desde mi particular punto de vista consideré que a partir de su experiencia con el caso de Oaxaca en el que Morena llevó a un candidato “mediocre” y logró ser segunda fuerza electoral local (medida en votos por partido) y tercer lugar en la contienda para gobernador; había decidido incursionar en ese camino.

Los dirigentes políticos miden el impacto de sus palabras (cuando menos debían hacerlo) y la redituabilidad de sus “alianzas” reales o de facto; hoy el aparato mediático nacional ha dirigido sus baterías contra Morena y su candidato más visible; la línea discursiva de una inmensa cantidad de lectores de noticias y comentaristas en radio y televisión está enfocada a denostar el movimiento y a sus líderes.

Aquellos que aseguran que el gobierno no quiere “negociar” con la CNTE, también aseguran que tanto Chuayffet como Nuño, sólo fueron ahí para desarticular las estructuras de la coordinadora y garantizar la disgregación de la demanda sindical, pueden tener razón en tanto que las imágenes y los monólogos de sus abyectos (cómplices) “comentaristas” sólo llevan odio y desprecio por los maestros y hasta por parte de la sociedad.

Así pues, la convocatoria de Andrés Manuel López Obrador parecía ser otra causa para agregar combustible a la hoguera en que esos cómplices del sistema político hacen arder a la CNTE, a Morena y muy especialmente a AMLO.

Sin embargo, una estructura política caduca, descompuesta, inoperante e inhábil en el manejo de crisis, parece hacer agua tras los enfrentamientos entre fuerzas del Estado (locales y federales) y población de Nochixtlan Asunción, que mantienen bloqueada desde el pasado 15 de mayo parte de la carretera que lleva a la capital del estado (no sólo eran maestros) y por cierto los pobladores de la región mixteca (tu'un dau) bloquean esa carretera desde hace cuando menos 20 años cada vez que los gobierno (de cualquier nivel) no hacen caso a sus demandas.

Una intervención para desalojar a la población que mantenía un bloqueo sobre esa vía carretera, acabó en un verdadero desastre (hasta ahora ocho muertos, 30 detenidos, más de 100 lesionados y cuando menos 5 policías federales retenidos por la población)
Un desalojo que pudo haber sido de rutina, si se hubiese buscado el diálogo y la conciliación, que acaba como una masacre contra población civil por parte de las fuerzas de seguridad pública del Estado (y no me refiero al estado de Oaxaca).

Un basurero del que parece naiden (asi) es culpable: Gabino Cué la misma noche de los hechos nos hizo un cuento chino respecto de los “obscuros intereses de las fuerzas del mal local que intervinieron en la población e involucraron a infiltrados hasta de Cuba o Venezuela” para concluir diciéndonos que los culpables eran los que bloquearon la carretera; Enrique Galindo, quesque comisionado de la PFP, aseguró unos minutos después que habían sido algunos “infiltrados” los que habían disparado y la misma PFP aseguró que sus elemento NO llevaban armas de fuego; no hubo comentario alguno de parte de las estructuras de poder local o federal.

Además de la torpeza propia de esta administración, mostraron la cerrazón y la clara intención de minimizar el asunto.

Hay imágenes que muestran las armas en manos de policías, aunque en realidad esas armas están en manos de quienes los dirigen, quienes autorizan y quienes solicitan su intervención; el mismo Gabino Cué indicó que: “él había solicitado la intervención pues el bloqueo de la carretera afectaba ya el desarrollo de la actividad económica local

Las imágenes del indiscriminado uso de armas de fuego por parte de las “fuerzas del orden” están en todos lados y sin embargo los comunicólogos de las cadenas radiofónicas y televisivas, desde ayer mismo “minimizaron” o “desviaron” el asunto, haciendo ver que había muertos de ambos lados (lo cual no es cierto), que los maestros habían iniciado la refriega (lo cual tampoco es cierto) o, el colmo, que: “nada tenían que hacer ahí los maestros” (pero era domingo y creo que ellos pueden hacer lo que les dé la gana con ese día)

En fin le dieron a López Obrador unos muertos, le entregaron a la población una razón para manifestarse, además de en favor de los maestros en contra (mostrando su repudio) del régimen fasistoide que desde hace más de tres años se instaló en Los Pinos.

Es hora de hacerle ver al ridículo, corrupto y autoritario lo que es, independientemente de la importancia de defender la educación.

SALUD

Te recomiendo






lunes, 6 de junio de 2016

¿quién ganó? ¿quién perdió?

Hace un año, tras  proceso electoral de ese año, realice una revisión de una serie de trabajos que intentaban dar un panorama de ese proceso electoral en 9 entidades federativas en que había proceso electoral para cambio del titular del poder ejecutivo local, entonces dije “después de quitar voto nulo, voto por candidatos independientes y voto de partidos que no logran el registro” que sólo abulta el resultado de los partidos y hace mucho más gruesas sus prerrogativas, pues finalmente a ellos lo único que les importa en el dinero.

Partido
2015
2016
PAN
22.6%
27.8%
PRI
43.3%
33.8%
PRD
14.9%
13.8%
Morena
9.1%
16.5%
Otros
10.1%
8.1%
En resumen, entonces el PRI y sus aliados lograron más del 43 por ciento de los votos, hoy (con un corte de los PREP en torno del medio día) esa cifra es casi 10 puntos porcentuales menor, sin considerar que en estos procesos electorales habrá de “ceder” hasta el 14% de sus prerrogativas en estados como Aguascalientes y Puebla.

El PAN (sin alianzas) llegó el año pasado apenas a 22.6% y en este proceso electoral (el alianza con el PRD en cinco procesos locales para gobernador estatal) casi llega al 28%, es decir más de 5% arriba (la distribución de los 1.8 millones de votos que se habían contabilizado en ese corte de los PREP la realice mitad y mitad, aunque desconozco para efectos de prerrogativas cual haya sido el “acuerdo” registrado ante los órganos electorales locales)

El año pasado el PRD en aquellos nueve comicios logró casi el 15% y ahora apenas se acerca al 14% (considerando como dije que la mitad de la votación de las cinco entidades federativas en que fueron en “alianza” con el PAN sea suya, para efectos de prerrogativas)

Finalmente, Morena pasa de 9.1 a 16.5% (un incremento de voto real total de más del 80%), convirtiéndose en la tercera fuerza electoral para este proceso electoral, sin alianzas y con prerrogativas muy magras en todas las entidades federativas pues era fuerza electoral nueva (no tenía historial electoral).

De antemano hay que señalar que los comicios se desarrollaron en entidades federativas diferentes, que nada tienen que ver entre sí y que las condiciones (aunque igual de inequitativas) son absolutamente diferentes.

Hay que señalar que los resultados parecen “favorecer” al PAN y en los casos de las alianzas con el PRD (Durango Quintana Roo y Veracruz) al PRD; que ya se cantan victorias y se machacan derrotas; que se mencionan “ganadores” y “perdedores” del proceso, no son resultados definitivos y que cuando menos en una de las entidades federativas el PREP está siendo muy cuestionado.

También parece que Morena decidió no impugnar, es más parece que decidió no salir a medios y que va a festejar sin mayor trámite el próximo domingo haber logrado más de dos millones de votos; lo que puede ser otra estrategia de López Obrador, para evitar denostaciones.

Hay quienes aseguran que Chihuahua es una sorpresa, también hay quienes aseguran que la salida del PRI en Veracruz es la más estruendosa derrota del PRI; pero pocos, muy pocos han volteado a ver Tamaulipas, en donde el PAN (sin alianza) logra más del total de la votación o Sinaloa, en donde Movimiento Ciudadano se convierte en la segunda fuerza electoral local.

Es más la elección de Asamblea Constituyente de la CdMx ha sido menospreciada (algunos hasta se burlan de que “sólo” el 30% de los ciudadanos votaron), pero no se menciona que ya la ventaja de Morena sobre PRD es de casi cinco puntos porcentuales, cuando el año pasado fue de apenas unas décimas.

Para los que se preguntan quién ganó les dejo esta comparación gráfica; que muestra con claridad el desaguisado de algunos:

Pero indudablemente pierde la ciudadanía, la población de México que vio este año las piores (así) elecciones locales, los mayores cochupos y “arreglos" entre autoridad electoral y la mayor injerencia pública en procesos de este tipo.

SALUD

Te recomiendo: