miércoles, 5 de marzo de 2014

La mierda salpica a todos

Hace unos días se publicó una fotografía de Emilio Madero a bordo de un avioncito propiedad de Oceanográfica, la fotografía no es nueva, de hecho ya tenía algún tiempo circulando, pero muestra naiden está al margen de “haber solicitado y recibido favores de parte de esa empresa beneficiaria de los favores, hoy se publica en algunos medios que altos funcionarios de las administraciones panistas fueron ofrendados (por los directivos de Oceanográfica) con unos relojitos de 40 mil dólares.  SALUD

Pero el caso es mucho más grave de lo que parece y a pesar de que ya en PEMEX se apresuran a decir que “hasta ahora el caso no afecta a la empresa” la verdad es que SI la afecta, pues en los procesos de licitación hay simulación, voluntades adquiridas y hasta cochupos que significan quebranto para el patrimonio de esa empresa de todos los mexicanosSALUD

Pero como dije ayer, la “investigación” inició con la intención de desacreditar a uno de los contendientes por la dirigencia del PAN y en el camino se encontraron que la mierda salpica a todos (bueno a muchos).

Así pues en 2004 un grupo de directivos de la empresa “invitaron” a Felipe CaldeRon y Cesar Nava (en su calidad de Secretario de Energía) a comer en la exclusiva marina de Ciudad del Carmen y ahí le “propusieron” un pequeño porcentaje para que la secretaría no tuviera objeción en la asignación de contratos.  SALUD

El asunto es que en su calidad de Subsecretario de Planeación el señor Cordero, también resultó beneficiario de la “negociación” e incluso, cuando fue Subsecretario de Egresos en Hacienda, realizaba de manera directa diversas solicitudes a Luis Ramírez Corzo (gerente de la empresa) como boletos para su familia y hasta un viaje a Disney para una hija y una sobrina.  SALUD

Hoy el expediente de la empresa Oceanográfica muestra que fue precisamente Cordero quien solicito el avioncito en que está tomada la foto de Madero, pero lo importante es que la fotografía muestra a Madero beneficiándose de un viaje en una nave de Oceanográfica.

Ya la parte legal llegó a Hacienda desde el mismo periodo de Fox (aunque quedó durmiendo un sueño en paz) y Carstens se encargó en 2006 de simplemente hacerse como que no existía, es más no hay resolución administrativa en toda esa administración, respecto del daño patrimonial generado a Pemex por la entrega de contratos bajo licitaciones simuladas.

Así, pese a estar demostrado que las tres o cuatro empresas participantes en una licitación eran parte de un mismo grupo empresarial (incluso en una de las licitaciones el representante legal de tres de ellas era una misma persona física), de que muchas de las “estimaciones” presentadas por la empresa tenían costos agregados y de que algunos de los trabajos NO se habían realizado, nunca la SHCP emitió opinión del expediente que le remitió la Auditoría Superior de la Federación, para ser agregado al expediente judicial correspondiente.

Otra unidad “omisa” en la aplicación de sanciones administrativas fue la Función Pública que al mando de Salvador Vega Casillas, se limitó a no hacer nada.  Lo pior es que ya se tiene documentado un evento de soborno directo por parte de Yáñez Ozuna y Vega Casillas, mediante la entrega de un auto a su nombre (pues hasta pendejos son para dejar huellas)

En fin, la mierda salpica a muchos panistas y a algunos no tan panistas pero buenos para treparse al barco de la corrupción.


SALUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario