lunes, 21 de marzo de 2016

Elecciones estatales: Puebla



El calendario electoral nacional no se detiene, tiene un curso que seguir; en 2016 habrá elecciones locales en 13 estados de la república, doce de ellos incluyen la gubernatura; resulta un año electoral muy interesante pues de esas 12 gubernaturas que se disputarán, en cinco (Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas Veracruz) nunca ha habido alternancia partidista, ahí ha gobernado el PRI siempre (no desde hace 80 años, pues Quintana Roo es un estado a partir de 1975); en tres de ellos (OaxacaPuebla y Sinaloa) “gobierna” una muy extraña “alianza” inventada en 2009 ó 2010 por el PAN y el PRD, a la que se unieron algunos otros partidos y a la que denominaron “para sacar al PRI del gobierno” pero que en realidad es parte de la continuidad del gobierno priista pues los tres personajes embestidos tras el proceso electoral son parte de la casta divina local que siempre militaron en ese partido; en los otros cuatro (Aguascalientes, Chihuahua, Tlaxcala Zacatecas) ha habido alternancia de gobierno, en los primero entre PRI y PAN y en los últimos entre PRI y PRD (aunque el caso de Tlaxcala incluye además un gobierno panista)

De este estado de la república se platican tantas cosas, pero de dos estoy cierto: el señor Rafael Moreno Valle (abuelo del actual gobernador) fue un personaje formado al amparo del poder omnipotente del PRI de la segunda mitad del siglo pasado, fue senador gracias a la “bendición” de Adolfo Ruiz Cortines, sin haber realizado carrera política alguna; de ahí fue “colocado” como secretario de Salubridad y Asistencia de Gustavo Díaz Ordaz y “designado” por el mismo personaje como candidato a la gubernatura del estado.

Apenas unos meses después de asumir el cargo, al estilo diazordasista, ordenó tranquilizar un movimiento de origen político local en Huehuetlán el Chico (allá donde Puebla hace frontera con Morelos y Guerrero) en el que un grupo de campesinos tomaron la presidencia municipal para evitar que asumiera como presidente municipal un pillo de siete suelas; después de esa masacre que a los pocos días fue acallada por el dinero que se filtró a la prensa local; en enero de 1970 nuevamente atacó población civil, ahora en el municipio de Jopala (en la Sierra Norte y frontera con Veracruz) en la localidad de Monte de Chila, en donde unos 40 pobladores fueron asesinados por las fuerzas de seguridad estatal y federal, permitiendo que “ganaderos” de una localidad contigua (Xicotepec de Juárez) se apropiaran de las tierras de los asesinados.

Esos dos eventos y un periodista de nombre Manuel Sánchez Pontón, que pese a ser amenazado, golpeado y casi asesinado por los guardias del gobernador, se dedicó a denunciar ante instancias nacionales e internacionales el caso y logró que en 1972, Luis Echeverría (de la misma estirpe que los distinguidos priistas que siempre han gobernado Puebla) defenestrara al señor Moreno Valle.

El nietecito (priista de estirpe y de actuaciones) no se separó del actuar del abuelo, la “mano dura” para atacar a la población que demandaba el actuar gubernamental, le caracterizó y la “mano agradecida” para sobornar “periodistas” y medios; la única diferencia fue que no hubo uno sólo que se le enfrentará y en el gobierno federal faltó algo para que se le defenestrara.

Moreno Valle Rosas que “gobierna” ese estado tras haber intentado en 2004 obtener la candidatura del PRI sin éxito y logrado una alianza “para sacar al PRI y meter a un priista” a casa Puebla, es sin más calificativos un digno, muy digno representante de los grupos de poder local y ya posicionó a su “intimo” amigo Antonio Gali Fayad, como próximo candidato por la misma alianza.

Gali Fayad, es concuño del presidente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac (que como ya dijimos en el caso de Oaxaca, es primo de José Antonio Estefan Garfias, que también es candidato aliancista a la gubernatura de ese estado) y también gran parte de su vida política la hizo al amparo del PRI, aunque su hijo es diputado local por el PRD y su yerno Elías Abaid Kuri, ocupa otra curul por el PVEM; es pues un “polifacético” aunque algunos lo califiquen de adquiriente de conciencias, de repartidor de sobornos y hasta de acomodaticio.

Entre sus “anécdotas” más emblemáticas aun se recuerda la cena que organizo para el entonces candidato presidencial del PAN, Felipe Calderón y la cobranza de ella cuando lo colocaron como responsable regional del SAT para los estados de Puebla, Morelos, Tlaxcala y Guerrero y de ahí pasó al gabinete de Moreno Valle como secretario de Infraestructura y a presidente municipal de Puebla de los Ángeles, de donde llegó a la candidatura por una alianza denominada Sigamos Adelante (clara alusión a su antecesor).

Algunos dicen que es un títere de Moreno Valle aunque otros pensamos que es la mano que menea a Moreno Valle, en fin, Tony (como a él le gusta que le digan) es una de esas figuras que en los años 80 pululaban por la administración pública federal, mostrando como única (o más valiosa) capacidad, su preferencia sexual.

Es un alfil de las constructoras y los constructores hecho en la administración del gober precioso, por Javier García Ramírez (hoy prófugo de la “justicia”), precisamente de esas “empresas” vendrá parte de los recursos negros que lo apoyarán para llegar a la gubernatura y, por supuesto, a ellas irán a parar parte de los recursos públicos federales y locales que en materia de infraestructura ejerza Puebla en la siguiente administración.

Por el PRI y sus tradicionales “aliados” ya se decidió la candidatura de Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz, ella dicen que era muy “amiga” de Gloria Álvarez Miaja, esposa de Manuel Bartlett y que gracias a ello llegó a la presidencia del DIF de Puebla en 1993; lo que sí se sabe a ciencia cierta es que fue muy amiga del gobernador cuando este la hizo su asesora y después diputada local para la legislatura 1996-1998; también se sabe que Bartlett se la deja “encargada” a Melquiades Morales y este la hace secretaria de Finanzas, mientras Bartlett logra “colocarla” en BANOBRAS.

Sin embargo, desde el inicio de este siglo parece que los caminos los llevaron por senderos diferentes, aunque algunos insisten en asegurar que tanto la presidencia municipal como la actual senaduría, son parte de los “amarres” políticos que aún le quedan al otrora poderosísimo Manuel Bartlett en ese estado.

Pero lo que sí parece ser un hecho es que Blanca Alcalá, responde a parte de las estructuras priistas del nacionalismo revolucionario priista, una doctrina ideológica casi perdida y un discurso ya no usado, pero parece ser que recuperado por la dirigencia nacional del PRI como parte de “un cambio”.

Algunos amigos que me quedan en Puebla dicen que blanquita es parte de los “acuerdos” del viejo y nuevo PRI, para seguir aparentando el cambio democrático y que simplemente va a ver cuánto recibe por su participación, además como es apenas una gubernatura de dos años no tienen tanto interés en ella; otros, por el contrario me aseguran que lleva todo el respaldo del CEN y de algunas estructuras empresariales, incluso que los constructores que hasta ahora han sido relegados por la administración de Moreno Valle, le están poniendo mucho dinero.

Por Morena, su líder nacional “designó” a Abraham Quiroz Palacios, un profesor de la BUAP con poca trayectoria local y que parece ser “ratificado” por el mismo Bartlett, pero quien seguro sólo hará campaña, para tratar de lograr un tercer sitio.

En un estado en donde el autoritarismo y la rapiña han caracterizado al gobierno, no habrá cambios, aunque afortunadamente, quien gane sólo gobernará dos años.


SALUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario