viernes, 14 de junio de 2013

Más de 200 millones pobre destino

Como los hijos del difunto intestado, los senadores del PAN pelean ahora por 200 millones de pesos anuales de que “dispone” la fracción parlamentaria para “sus cositas” crudo, pero real dice Javier Corrallo que hasta hace unas semanas manejaba Ernesto Cordero con absoluta discrecionalidad, ahora pretenden seguir controlando.  Todo es un pleito por dinero” y pues si, cochino dinero (como decía mi compadre Don Chato)

Unos acusan de discrecionalidad, otros de opacidad y otro requieren transparencia (como si eso se vendiera en la botica), los que primero lo manejaron ahora quieren rendición de cuentas, los que ahora lo tienen “reclaman” auditoría.  SALUD.

En fin el pleito entre ellos es tan sólo por seguir manejando la caja, por poder disponer de una parte de esos recursos para que el amigo del compadre les haga volantes o la amiga de la hermana organice las reuniones, para pagar boletos de avión al doble del precio comercial o para pedir la realización de un “estudio” sobre el mejoramiento de las condiciones laborales para los Senadores.

Cada fracción parlamentaria en las dos cámaras del Congreso, tiene asignados recursos públicos de los que disponen a través de ministraciones mensuales. Que llegan pero nadie (ni los miembros de la bancada) saben en que se gastan, que se gastan (bien o mal) pero TODOS.

Ellos se creen con facultades ahora para pedir cuentas a su dirigencia, pero nunca se han sentido con la obligación de rendir cuentas a TODOS los mexicanos, ellos han hecho de ese recurso.

El Senado “entrega” a los partidos (todos) más de 30 millones de pesos mensuales y la Cámara de Diputados caso 80 millones de pesos, es decir más de cien millones de pesos mensuales para que de manera absolutamente discrecional sean ejercidos por los “partidos políticos” ahí están esos “gastos diversos” que tantos “sinsabores alivian”, ahí están los recursos de nosotros los mexicanos que ahora quieren acrecentar aumentándonos el IVA al 19 ó 21 por ciento de manera generalizada.

El IFE, a través de proyectos especiales entrega otros siete u ocho millones de pesos más a ambas cámaras y los partidos políticos (de “sus” participaciones) trasladan a las cámaras unos 12 millones más mensualmente.

Son nuestros recursos y ellos se pelean por ver quien los maneja con mayor discrecionalidad.  SALUD.

Llegar hasta los medios de comunicación para “exigir” su derecho a manejar nuestros re4cursos, les debía dar vergüenza, pero a nosotros nos debía dar coraje, exigir a esos señores acostumbrados a manejarse con absoluta impunidad a nosotros nos debiera urgir.

Pero como ni ellos tienen vergüenza ni nosotros prisa, en este México seguiremos viendo a “los hijos del muerto” pelear sobre la caja por la cama y el refrigerador.


SALUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario