jueves, 6 de junio de 2013

Que pelean en el PAN

Tras el “decidido” anuncio realizado ayer por Ernesto Ruffo Appel, Alberto Cárdenas Jiménez, Carlos Medina Plascencia, Fernando Canales Clariond y Fernando Elizondo; respecto de “Panistas por México” y la capacidad de estos “distinguidos” panistas para anunciar su decisión de participar en la “reforma estatutaria” y “apoyar al fortalecimiento del partido” me pregunto ¿Cuánto vale esa estructura? y reviso que para este año tiene programado recibir $832’796,092.85 (y otros 50 milloncejos para "proyectos específicos" SALUD) ese dinerito del que no hay que rendir cuentas a la sociedad se puede usar de manera discrecional para apoyar a los amigos y familiares con contratos y otras cositas.

Como dijo ayer Ruffola incondicionalidad no es una cosa que se me dé, tengo problemas con esa palabra” y pues sí, aunque disminuido en sus prerrogativas el PAN sigue siendo un buen botín (si no hay estructuras gubernamentales que explotar pues hay prerrogativas de que vivir)

Aun tras la estrepitosa derrota de hace un año, el PAN cuenta con recursos muy apetitosos, que están ahora en manos de su Comité Ejecutivo Nacional y que desde ahí son “entregados” a quienes si se han vuelto incondicionales de su dirigencia.

Dicen los “analistas” políticos que se pelean “calderonistas” contra “maderistas” (aunque esas divisiones son verdaderamente coyunturales) en realidad en el PAN se enfrentan tres grupos: los extremistas (yuque); los neopanistas (integrados al PAN durante y tras la aparición de la figura de Clouthier) y los panistas puros o de siempre o de cepa o de sangre (azul).

Esos cinco ex gobernadores ahora metidos a redentores lo demuestran y colocados en el mismo orden de los grupos tenemos a Elizondo, Cárdenas, Ruffo, Canales y Medina; esos grupos se han “disputado” las estructuras de PAN desde hace tres décadas y están representados en la Dirigencia Nacional actual de manera directa y proporcional a su capacidad de hacer acuerdos.

El pleito pues es por mantener la tajada del pastel, por evitar que las nuevas generaciones (lo que Calderón denominó el “relevo generacional” desplace u ocupe un nuevo espacio, si bien, Cordero y Gil Zuarth son la cabeza visible de ese “relevo” no son de manera alguna un potencial peligro para los grupos enquistados en el partido.

Lo que se trata de evitar es que lo sean, pues según los otros grupos la “generación de relevo” no cuenta con la formación ideológica para tomar la posiciones de dirección, en realidad lo que quieren decir es: “han vivido sólo de las mieles del presupuesto gubernamental y ahora quieren vivir del presupuesto partidista

El ‘pleito en el PAN, en todo caso es entre tres (que ya están) y uno (que se integró al PAN durante los años de gobierno de este) y que además, sin formación ideológica y sin haber “librado épicas batallas” quiere ahora arrebatarles el botín.  SALUD.

En realidad elm pleito en el PAN es por ese dinerito que sirve para pagar favores de amigos y parientes, que aceita niveles de corrupción (de lo que si saben los nuevos) e impunidad (de lo que saben ambos.

SALUD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario