martes, 21 de junio de 2016

Gobierno ridículo, corrupto y autoritario

Dicen que Porfirio Díaz, mantenía la “paz” entregando prebendas y garantizando fueros; también dicen que el régimen priista de casi ocho décadas se mantuvo gracias a sus intrincados mecanismos de cooptación, integración y mimetización de “opositores”; acepto que la política se hizo para negociar.

En tal sentido me parecía que en algún momento el régimen de Peña, dejaría el ámbito de la confrontación contra los profesores y establecería mecanismos de ajuste para su “reforma educativa”, parece que me equivoqué.

Sin embargo hay quienes me comunican que el problema no está en que no sepan negociar, sino en que no quieren hacerlo.
Hace unos días López Obrador convocó a una manifestación de apoyo a los maestros (para el 26 de este mes) y desde mi particular punto de vista consideré que a partir de su experiencia con el caso de Oaxaca en el que Morena llevó a un candidato “mediocre” y logró ser segunda fuerza electoral local (medida en votos por partido) y tercer lugar en la contienda para gobernador; había decidido incursionar en ese camino.

Los dirigentes políticos miden el impacto de sus palabras (cuando menos debían hacerlo) y la redituabilidad de sus “alianzas” reales o de facto; hoy el aparato mediático nacional ha dirigido sus baterías contra Morena y su candidato más visible; la línea discursiva de una inmensa cantidad de lectores de noticias y comentaristas en radio y televisión está enfocada a denostar el movimiento y a sus líderes.

Aquellos que aseguran que el gobierno no quiere “negociar” con la CNTE, también aseguran que tanto Chuayffet como Nuño, sólo fueron ahí para desarticular las estructuras de la coordinadora y garantizar la disgregación de la demanda sindical, pueden tener razón en tanto que las imágenes y los monólogos de sus abyectos (cómplices) “comentaristas” sólo llevan odio y desprecio por los maestros y hasta por parte de la sociedad.

Así pues, la convocatoria de Andrés Manuel López Obrador parecía ser otra causa para agregar combustible a la hoguera en que esos cómplices del sistema político hacen arder a la CNTE, a Morena y muy especialmente a AMLO.

Sin embargo, una estructura política caduca, descompuesta, inoperante e inhábil en el manejo de crisis, parece hacer agua tras los enfrentamientos entre fuerzas del Estado (locales y federales) y población de Nochixtlan Asunción, que mantienen bloqueada desde el pasado 15 de mayo parte de la carretera que lleva a la capital del estado (no sólo eran maestros) y por cierto los pobladores de la región mixteca (tu'un dau) bloquean esa carretera desde hace cuando menos 20 años cada vez que los gobierno (de cualquier nivel) no hacen caso a sus demandas.

Una intervención para desalojar a la población que mantenía un bloqueo sobre esa vía carretera, acabó en un verdadero desastre (hasta ahora ocho muertos, 30 detenidos, más de 100 lesionados y cuando menos 5 policías federales retenidos por la población)
Un desalojo que pudo haber sido de rutina, si se hubiese buscado el diálogo y la conciliación, que acaba como una masacre contra población civil por parte de las fuerzas de seguridad pública del Estado (y no me refiero al estado de Oaxaca).

Un basurero del que parece naiden (asi) es culpable: Gabino Cué la misma noche de los hechos nos hizo un cuento chino respecto de los “obscuros intereses de las fuerzas del mal local que intervinieron en la población e involucraron a infiltrados hasta de Cuba o Venezuela” para concluir diciéndonos que los culpables eran los que bloquearon la carretera; Enrique Galindo, quesque comisionado de la PFP, aseguró unos minutos después que habían sido algunos “infiltrados” los que habían disparado y la misma PFP aseguró que sus elemento NO llevaban armas de fuego; no hubo comentario alguno de parte de las estructuras de poder local o federal.

Además de la torpeza propia de esta administración, mostraron la cerrazón y la clara intención de minimizar el asunto.

Hay imágenes que muestran las armas en manos de policías, aunque en realidad esas armas están en manos de quienes los dirigen, quienes autorizan y quienes solicitan su intervención; el mismo Gabino Cué indicó que: “él había solicitado la intervención pues el bloqueo de la carretera afectaba ya el desarrollo de la actividad económica local

Las imágenes del indiscriminado uso de armas de fuego por parte de las “fuerzas del orden” están en todos lados y sin embargo los comunicólogos de las cadenas radiofónicas y televisivas, desde ayer mismo “minimizaron” o “desviaron” el asunto, haciendo ver que había muertos de ambos lados (lo cual no es cierto), que los maestros habían iniciado la refriega (lo cual tampoco es cierto) o, el colmo, que: “nada tenían que hacer ahí los maestros” (pero era domingo y creo que ellos pueden hacer lo que les dé la gana con ese día)

En fin le dieron a López Obrador unos muertos, le entregaron a la población una razón para manifestarse, además de en favor de los maestros en contra (mostrando su repudio) del régimen fasistoide que desde hace más de tres años se instaló en Los Pinos.

Es hora de hacerle ver al ridículo, corrupto y autoritario lo que es, independientemente de la importancia de defender la educación.

SALUD

Te recomiendo






No hay comentarios:

Publicar un comentario