miércoles, 16 de julio de 2014

Historias de Morelos

Estuve unos días de descanso en uno de esos conjuntos “habitacionales” de Morelos (macro zona metropolitana de Cuernavaca)

Primero les platico la visita a la capital, tres plazas tomadas por comerciantes (de artesanía local) en donde se encuentra desde una hamaca china hasta un disco con la película que aun no llega a cartelera mexicana.  SALUD

Tres plazas sucias y llenas de miseria y desencanto.

Pero lo triste es saber de propia voz de los comerciantes locales en inmenso abandono en materia de seguridad de una administración, no sólo omisa sino hasta cómplice; ellos aseguran que lejos de avanzar en materia de seguridad, las cosas están pior (así)

En una tienda de conveniencia de 24 horas (en la que desde febrero de este año te despachan desde la ventanita) pues diariamente fueron asaltados durante el mes de enero, todo un caso en Tezoyuca, que simplemente es asolada por la delincuencia (organizada, desorganizada y oficial) ahí, en donde un señor de unos 45 años me relata que aparte de pasar la cuota de los “protectores de comercios” (derecho de piso) pagaba su cuota de vigilancia (municipal) y realizó cada ocasión la denuncia correspondiente y a única respuesta de parte de la “autoridad” local fue: “pues si no es negocio cierre”  SALUD

En Emiliano Zapata, en una cena el domingo ahí estando yo presente llegaron cuatro personajes (uno con metralleta) y simplemente recogieron TODO lo que los parroquianos traíamos en efectivo y objetos de valor, a la llegada de una unidad de seguridad pública, dirigiéndose al propietario le dijeron “ya te habían advertido”  SALUD

En Jiutepec, platiqué con la propietaria de un negocio de tacos y garnachas que sólo abre de las 18 a las 22 horas y me comentó: “secuestraron a mi hijo, se lo llevaron 25 días y pague el rescate (…) el comandante de la policía me dijo que era mejor que no interpusiera la demanda, pues ellos podían actuar en mi contra”  SALUD

En Temizco, una señora propietaria de una casa de materiales de construcción, me dijo que ya llegó al límite, pues en lo que va del mes la han asaltado cuatro veces (día 15 en la tarde)  SALUD

El colmo lo encontré en Chiconcuac, un panadero de bicicleta que tiene que entregar diario 4 pesos a la polecía (así) para que le permitan trabajar y cada semana 400 pesos a un señor que controla la venta en vía pública.  SALUD

Está tan descompuesta la cosa por esos lugares, que la actividad comercial simplemente está muerta.  El señor Graco mientras se pasea en helicóptero.

SALUD


No hay comentarios:

Publicar un comentario