sábado, 13 de agosto de 2016

Cien millones de pesos contra cien millones de pobres

Hace algunos años (1989) una profesora se plantó frente a Carlos Salinas de Gortari cuando este presentaba su “Programa Nacional de Educación” en Monterrey Nuevo León y con un par de cheques en la mano le increpó diciendo: “mire cuánto gana un maestro jubilado” la respuesta del “flamante” presidente sin (o con muy poca credibilidad) fue “lo sé señora, mi madre es maestra y está jubilada

Esa maestra había sido Directora General y su esposo (entonces) había sido Subsecretario, ambos con una carreara administrativa (y política) brillante ella había sido Senadora de la República y Ministra de la Corte de Justicia, el tenía más de 20 años en puestos de dirección de la SEP, ambos vivieron hasta el último día de su vida en una casita en la colonia Del valle de la Cd de México.  Ella María Lavalle y él Bonfil, un reconocimiento a ambos.

Otro querido amigo profesor de toda la vida, luchador social y miembro de una “distinguida” familia docente (de la que aún queda un miembro en primeros planos políticos) fue Director General cuando menos 20 años y murió casi en la miseria siendo propietario de una casita en Sta Mónica (Tlanepantla), son sólo casos de cercanos que conozco.

Miles de administradores públicos que ofrecieron su vida y acabaron la misma en pobreza inexplicable mientras un grupito de bandidos hacedores de fortunas, presentan declaraciones con activos tangibles e “intangibles” por casi 100 millones de pesos cuando ha “trabajado” menos de 20 años de su vida, lo que significa que ha generado riqueza a razón de 5 millones por año, pero declara que sus ingresos en 2015 fueron de 3.5 millones y aun aunado a los de su cónyuge apenas llegan a los 5 millones.

Ese personaje (que se dice “impolúto (así por su agravante de ignorante hasta de los números) y honesto”) que plasma en su declaración 3por3, la verdad de su vida, nos dice como ha ahorrado más de lo que ha ganado y tiene más de lo que ha ingresado, se atreve a decirnos que en el PRI, empezando por el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional “muy poquitos son corruptos” o nos dice con todas sus letras: “somos un poquito corruptos TODOS

Él dice que López Obrador no cree en la transparencia y yo sólo le contesto que la transparencia a la que el refiere, no le alcanza para tener 100 millones en bienes tangibles e “intangibles” (lo que eso signifique)

Hay millones (cien millones de mexicanos) que nunca sabrán lo que son un millón de pesos en un año, es más hay cientos de miles de mexicanos que nunca habrán obtenido ingresos por un millón de pesos en su vida.

El señor Ochoa Reza, además de ignorante de la historia, de la capacidad numérica, de la corrupción, de la vida, es ignorante de la realidad nacional, pues es capaz de denigrar a sus adversarios políticos escupiendo al cielo.

No se llamen engañados todos aquellos que le creen, pues les aviso que es esposo de Greta Rojas (dadora de noticias deportivas en TVAzteca) y que seguramente cuenta entre sus conocidos a propietarios de inmobiliarias dadivosos y a alguno que otro “generoso” propietario de condominios en Miami que pagan sus gustos y hasta sus impuestos.

Al señor y la señora Ochoa no les alcanza la vida para haber “juntado” 100 millones de pesos, más que a costa de los 100 millones de pobres que hay en México.

SALUD

Te recomiendo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario