jueves, 26 de mayo de 2016

A que le tienen miedo

Desde hace unos días parece haberse desatado una guerra contra Morena y su líder nacional, una verdadera andanada de descalificaciones y una sarta de mentiras, el límite de ella fue el supuesto apoyo de López Obrador a Javier Duarte quizá como un mecanismo de descalificación del candidato de ese partido político a la gubernatura de Veracruz.

En esa línea de ataque se presentan ahora videos en la que una candidata de Morena a una presidencia municipal de Veracruz, recibe 500 mil pesos y la encargada de hacer la entrega deja claro que esos son para el licenciado López Obrador y que esos se los tiene que entregar a López Obrador, creo que cuatro vece repite (para reafirmar la intención de la grabación)

Decía doña boni que “cuando los perros ladran, se les acabó la comida” y parece que ya a los ladrantes en referencia (e este caso a los Yunes y Salinas), se les acabó la comida, pues la letanía provino de medios, de “líderes de opinión” y hasta de “intelectuales”, simplemente ayer en nueve diarios nacionales un grupito de esos opinadores profesionales se puso a ladrar de una manera espeluznante, hasta se me erizó la piel, pero como dije antes, el problema que tienen es que ahora las encuestas muestran un partido político que diferenciado ha mostrado la verdadera oposición.

Hace un año fue publicada en El Financiero una encuesta que muestra a Morena encabezando la preferencia electoral en el DF por más de 2 a uno respecto de la segunda fuerza electoral (PRD); en Veracruz parece ser que en ese entonces Cuitlahuac García, rebasó (por la izquierda) a los primos Yunes y que aquella sorpresa de que hablé en el principio de la campaña puede hacerse realidad.

Hoy, las encuestas en el edoMex muestran una clara ventaja de la candidata de Morena y el PRIMazo junto a los verdaderos dueños del erario local (OHL, Grupo Higa, Amigos de Atracomucho y otros) les hace sentir incómodos, les hace sentir temor, les hace sentirse desplazados; en Veracruz hay municipios en los que la ventaja de los candidato de Morena es de dos a uno respecto de los priistas (con toda la colita de PVEM, PANAL, PAS y PH)

Aunque en las otras entidades federativas parece mucho menor la presencia de Morena, hay algunas posibilidades de que en Coahuila y Nayarit, en donde un partido político nuevo, sin estructura corporativa pueda alcanzar hasta el 20 por ciento.

En resumen, Morena diferenciándose de las otras fuerzas políticas, sin hacer alianzas y mostrando una oferta clara, puede llegar a más del 20 por ciento de la votación del próximo 4 de junio, lo que la colocaría como tercera fuerza electoral nacional y quizá como segunda, logrando una gobernatura y quizá unos 50 municipios.

Dicen que la popularidad de Peña Nieto hace prever que arrastrará al PRI a una profunda crisis tras el proceso electoral, dicen que desde ya el señor Peña y don Beltroni están enfrascados en un fuerte enfrentamiento que sólo augura rompimiento y que además implicará fracturar la estructuras, pues parece que Beltrones Rivera no está dispuesto a “aceptar” bajo las “reglas” de sometimiento partidista su relegación, pues él sigue queriendo y está dispuesto a todo por ser.

Me informan que incluso promueve entre algunas estructuras partidistas que la candidatura sea para un candidato del PVEM (en el que tiene mucha influencia).

Dicen también que el muy corrupto Enrique Ochoa Reza ya está sintiendo la presión por su incapacidad para obtener resultados y que tras el proceso electoral será relevado por la salinista (por la sobrina de Salinas) que hoy está en la Secretaría General.

Los negativos del PRI en estos procesos electorales en los que hay 3 gubernaturas en juego, en donde en la México (estado) pasará a ser tercera fuerza política; Ochoa va a cargar con las culpas a él y el "guerito PANdejo" que despacha como presidente nacional del PAN intentará “revertir” la pésima imagen que la señora Mota ha creado y ha transmitido al partido de el caldeRon; que incluso ya el ex priista y ahora "encumbrado" panista Rafael Moreno Valle, está listo para dar el zarpazo y desplazar a los calderonistas en la dirigencia nacional del PAN; en el PRD, las cosas no se ven mejor, pues la "amiga" de Mancera, la señora Alejandra Barrales está tan desesperada que ha propuesto la "declinación" Juan Zepeda.

El PAN,  se ve reducido y el PRD parece limitar sus posibilidades reales de ser gobierno, ellos le tienen miedo al inmenso crecimiento y posicionamiento de una verdadera alternativa electoral, ellos se han relegado por lo que han dejado de hacer y ellos se sienten remplazados por una verdadera fuerza opositora.

Sólo para documentar en 1991 en Coahuila el PRD logró 1.7% ahora Morena no tendrá menos del 14%; en Nayarit el PRD en 1991 estuvo desaparecido con un 2.1% y hoy Morena tiene hasta el 10% de preferencia electoral.

Respecto de 2015 el PRI habrá perdido más de diez puntos porcentuales y el PAN apenas mantendrá su ya de por si muy raquítico nivel histórico del 17% mientras que Morena logrará más que duplicar (casi triplicar) su votación.

Ellos tienen inmenso miedo a que esa opción electoral muestre que puede ganar en 2018.

Ellos tienen miedo a encontrar su verdadero nivel electoral y enfrentar un resquebrajamiento interno.  Ya hoy en el PRD DF su nivel será históricamente bajo, el más bajo desde 1988.

Ellos tienen miedo a perder su capacidad de negociación para arreglar las cosas.

SALUD

Te recomiendo




No hay comentarios:

Publicar un comentario