jueves, 26 de septiembre de 2013

Entre espectáculo y defensa de intereses

La tragedia nacional, se ha convertido en una comedia televisiva, en la que dos figuras del “espectáculo” se disputan la credibilidad de la población.  SALUD

No se trata de una cosa menor, aunque tampoco cambia en nada la realidad nacional, los damnificados siguen ahí, la tragedia no se supera con la presencia de los medios (y sus representantes) tampoco se aminora con una comunicación “objetiva” de los hechos.  SALUD

Desgraciadamente como dice la señora Bozzo, allá en Coyuca es mucho más reconocida ella por la gente que Aristegui, simplemente por que así le interesa a los patrones de ellas, por que esa es la decisión de quienes les pagan.

Ellas (ambas) si son asalariadas, sirven a los intereses empresariales de sus patrones y están sujetas a las decisiones editoriales de las empresas a las que sirven, estoy seguro que en las redes hay algunos “asalariados” como los denomina Bozzo y que “bajo consigna” insultan, pero la reacción en su contra es más bien producto de un verdadero enojo que de una “acción concertada” (como dijo el ya tristemente célebre Chapa Bezamilla)

Las redes sociales son la manifestación de un estrato poblacional que además de estar enterado y ser capaz de interpretar la realidad con mayores elementos socio culturales, está cansado (harto) de una política empresarial e informativa interesada en mantener el status quo pero: ni se atreve, ni sabe como generar desde ese motor un verdadero impulso al cambio, este lo está atropellando de manera arrebatada y hasta incontrolable.

Que la televisión es, por el contrario un mecanismo de contención estructurado desde las entrañas mismas del sistema que de manera interesada o por simple pertenencia de interés o complicidades, opera en el mismo sentido que e gobierno.

Esos bracitos a los que hace referencia Bozzo en su video de defensa, son parte de los “bracitos” que televisa hace llegar a los hogares mexicanos, con su silenciosa carga ideológica para hacer creer a los mexicanos una realidad que sólo ellos ven.  Son parte de las redes brazales que desde hace muchos años el pueblo carga como parte de su formación, de su educación, de su mediatización. UNA CARGA POR CIERTO MUY PESADA que le ha mantenido en el nivel que ahora ellos (los mediatizadores) critican de manera sistemática e interesada.

No se quejen de una política empresarial contraria al interés nacional si no han estado dispuestos a ofrecer una alterna, si en ella se alimentan a diario para sus temas de plática, si sus comentarios cotidianos son sobre lo que pasó en tal o cual programa o en tal o cual telenovela.

Los intereses empresariales y la política editorial de televisa (y TVAzteca) están sujetos a los intereses de sus patrocinadores, de hecho en los tiempos modernos hemos visto cuando menos tres intervenciones directas en los procesos electorales federales, de parte de las televisoras, que han sido documentados con suficiencia y profusa evidencia, sin embargo, la autoridad responsable de su regulación (pese a la existencia de ley y reglamento) han sido omisas.

Exijamos a esa autoridad que simplemente aplique la ley, seamos capaces de llevar nuestra molestia a quien debe resolverla, hagamos un esfuerzo por levantar la mira y empezar a usar las redes para que la autoridad cumpla con lo que debe cumplir siempre, de lo contrario seguiremos obteniendo resultados reactivos y magros.

Entremos al juego en defensa de NUESTROS INTERESES, no en contra de los de ellos, aunque parezca una contradicción.


SALUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario