lunes, 23 de septiembre de 2013

El Fonden no alcanza para paliar desgracias

Pues ya nos lo advirtieron, los daños ocasionados por la desgraciada lluvia son más caros que lo que habíamos puesto en el Fondo para Desastres Naturales, pero el dinero nunca alcanza para acabar con daños ocasionados por la furia de la naturaleza, por que la naturaleza no se mide en los daños que ocasiona cuando ataca.

Pero no es culpa de la naturaleza atacar con esa fuerza y destruir esa cantidad de casas y cosas, en estricto apego a la verdad como dice Pascal Beltrán del Río: No culpes a la lluvia, sin lugar a dudas “Haber permitido, durante las últimas tres o cuatro décadas, la creación de colonias populares en lugares no aptos para vivir, ha causado problemas graves

Los desastres naturales se prevén, se puede avisar de su magnitud y hasta dan posibilidad de desalojar para evitar daños irreparables (vidas humanas) pero también se pueden prever las consecuencias de permitir “autorizar” la construcción (el asentamiento) de seres humanos en zonas de muy alto riesgo para su vida.

Se puede prever en materia de construcción de infraestructura, la calidad de la construcción, para evitar que “accidentes” o embates de la naturaleza causen daños a esta u ocasione deterioro irreversible.

Ahora se “urge” a las autoridades estatales y municipales a cuantificar los daños, para hacer previsiones en el presupuesto del 2014.  SALUD

Previsiones debieron hacer las autoridades locales y federales, para que esto NO ocurriera, para evitar que esas personas estuvieran ahí cuando el meteoro los arrasó, para garantizar que las carreteras y las presas y los bordes y los puentes, se construyeran con estándares de calidad suficientes para evitar que se “vayan”.

Hoy se “exige” a las autoridades locales que “actúen con honestidad” (sin sesgos partidistas) en la atención de las personas afectadas, pero se olvida (de manera muy irresponsable) las responsabilidades de esas mismas autoridades en la “autorización” o contubernio para que esas personas estuvieran en esas zonas de riesgo, en la colocación de infraestructura de pésima calidad que hoy simplemente desapareció o tiene daños significativos.

Bueno además se piensa que el “presupuesto” sigue como antaño, sujeto a las decisiones de ellos y que basta con hacer previsiones para seguirlo gastando, no han entendido que después de 12 años que dejaron el poder, los presupuestos sirven para lo que están hecho y son rectores de lo que se establece como acción de gobierno, pasaron aquellos años en que el administrador de recursos decidía que hacer con los recursos de todos nosotros.


SALUD

1 comentario:

  1. Buen artículo. Esa es la realidad, falta de planeación urbana que cada vez está más expuesta a problemas y afectaciones naturales. Por otro lado, falta de previsión en los fondos para desastres, mismos que lamentablemente salen del Congreso Federal y no de los locales a falta de Gobiernos Estatales y Municipales inoperantes para la recaudación de impuestos y auto generadores de economías propias.

    ResponderEliminar