jueves, 13 de noviembre de 2014

Razones para escribir

La primera entrada de este blog la realice hacia febrero de 2010 tras la desgracia de Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez, Chihuahua y la inmediata criminalización de los jóvenes que habían sido agredidos por unos 20 sicarios, recuerdo entonces una muy poco afortunada declaración de quien entonces era secretario de gobernación en el sentido de que si estaban ahí y hasta ahí llegaron los asesinos, es porque algo debían.  SALUD

Esa “administración” federal se caracterizó por señalar de manera inmediata y con gran “certeza” a los agredidos como parte de las bandas y en tal sentido trató de “minimizar” los eventos delictivos, el señor Gómez Mont fue desde su llegada a esa secretaría un enclave de la vieja guardia panista que se persigna ante cada templo y asiste a misa todas las semanas, pero tiene dos casas y se dedica a robar a ancianos.

De hecho cando inicié la publicación del blog una compañera y amiga (saludos Sara) me preguntó ¿qué esperas colocar ahí? mi respuesta fue entonces muy simple, tengo ya una serie de apuntes respecto de la clandestinidad en México y la condimentaré con algo respecto de los acontecimiento diarios de México, hasta que llegue el momento de un nuevo movimiento armado (obviamente después reí) pero la vida nos depara sorpresas.

Hacia enero de 2011, tras mi regreso de un recorrido por La Huasteca, inserté una entrada (la novena para ser exactos) que se llamó “Ellas son indígenas” y casi estuve a punto de cerrar el blog pues entonces no había mucho incentivo para escribir y el tiempo no alcanzaba para hacerlo, sin embargo hubo un incentivo nuevo, la revisión de los apuntes mencionados respecto de la realidad que entonces se vivía en Medio Oriente, la nuevas herramientas de la revuelta social, que entonces se dieron.

Después hubo tiempo y temas, diversos temas (algunos políticos) y de alguna manera consideré que los mexicanos podíamos ir por el mismo camino, hacia una revuelta social a partir de las redes sociales, que estas resultaban una posibilidad hacia mayo de ese año, consideraba que la sociedad mexicana había madurado de manera suficiente para tomar en sus manos su destino, pero no fue así.

Desde entonces he escrito casi todos los días, he escrito respecto de la realidad mexicana y del escalamiento de los niveles de crueldad que se presenta en los actos de violencia, he descrito los niveles de impunidad y contubernio de la “autoridad” con las organizaciones criminales y hasta de la responsabilidad de la sociedad en el destino que marca.

No he seguido una agenda, aunque mis temas son de manera muy marcada la educación, la política partidista y la seguridad, tengo entradas muy variadas, no pertenezco a asociación política alguna y en tal sentido no me considero fanático, más que de la injusticia.

Esto viene a cuento pues ayer al medio día un par de sujetos me amenazaron a unas calles de la casa, sólo eso, me mostraron que ya sabían quién soy y me “pidieron” que “le bajara a mis comentarios” sin embargo no fueron específicos, aunque a todas luces eran parte de los “cuerpos de seguridad” de algún “funcionarito” muy menor (quizá de un gobernadorcito) y hasta puedo suponer de cual, pero no me gusta acusar sin pruebas.

Ayer mismo posteé:

“Quien se mete a esto de escribir y describir la triste realidad de México, está expuesto a ser atacado por su manera de hacerlo, quienes pensamos diferente y lo escribimos, sabemos que habrá innumerables personas (intereses) diferentes a los nuestros y que algunos de ellos serán expresados hasta de manera iracunda, pero esperamos SIEMPRE que el ESTADO nos proteja, para eso está el Estado, sin embargo que se acerquen DOS individuos empistolados y a nombre del ESTADO te digan #‎bájaleatuscomentarios es INADMISIBLE, así que sólo lo dejo CONSIGNADO. SALUD
Un estado que lejos de proteger amedrenta, es un #‎EstadoFallido

Ahora sólo lo ratifico, se que en el camino de hacer un mejor México, han caído miles (decenas de miles) de mexicanos, pero también sé que ese personaje que ya llegó hasta un servidor no tiene las agallas más que para amedrentar, pues en su mundo, eso, por si sólo es suficiente para que los otros se plieguen, pues ese no es el caso con un servidor y seguiré escribiendo, pues ahora sí creo que hemos madurado como sociedad al nivel que se requiere para lograr que dejen de creerse superiores a nosotros, para que entiendan que ellos trabajan para nosotros y para que hagamos de nuestro país lo que merecemos.

Escribiendo y leyendo, se puede cambiar a México, aunque en el otro extremo haya gorilas que creen que amenazando mantienen su estatus.

SALUD



No hay comentarios:

Publicar un comentario